Venecia 2012: Días 31 de agosto y 1 de septiembre

Venecia sigue en marcha y ya empieza a dejar bombazos por el camino, en este caso el esperadísimo film de Paul Thomas Anderson, The Master, o la radical mirada de Ulrich Seidl y su Paradise: Faith. También sorprendió Cherchez hortense de Pascal Bonitzer, entre la rutina de otros trabajos como el Bad25 de Spike Lee, At Any Price de Ramin Bahrani o la grotesca caricatura de È stato il figlio de Daniele Ciprì.

 

Bad25 (Spike Lee)

Luis Martínez / El mundo

“’Bad25′, la película homenaje de Spike Lee a Michael Jackson y su célebre disco no trata de la década de marras, pero […] eso es lo que más se ve. Y todo por culpa de un documental tan rutinario, tan entregado a ensalzar la figura del mito que, transcurridos los primeros 10 minutos, no queda otra que fijarse en el decorado. […] La película, todo sea dicho, es más una excusa para premiar la carrera del director que un trabajo con el empaque necesario para recibir la proyección de honor en un festival como Venecia.”

Sergi Sánchez / La razón

“«Bad 25» es su epístola romántica enviada «post mortem» a Michael Jackson […] Lee, que se vanagloria de no hacer leña del árbol caído, tiene la poca vergüenza de introducir, casi al final de su mediocre documental, un montaje de llantos de sus entrevistados, una miríada de músicos, ejecutivos y admiradores que se quedan sin saliva de tanto elogiar al genio. Nadie diría que en el libro de estilo de Lee estaba prohibido el sensacionalismo.”

 

At Any Price (Ramin Bahrani)

Luis Martínez / El mundo

“El director de aliento y modales amaneradamente ‘indies’ (recuérdese ‘Chop shop’) traía a Venecia ‘At any price’. […] La película, quizá acosada por la necesidad de huir de los manierismos que citábamos arriba, somete al espectador durante la primera mitad a un repertorio de lugares tan comunes como anodinos. […] Y así hasta que, sorpresa, recuperamos al director que estábamos esperando. […] De repente, duele. Ya saben, sólo lo que duele acaba por importar. […]”

María Guerra / Cadena SER

“Zac Efron quiere salir de las carpetas de las colegialas. Los berridos de las fans desentonaban ayer en la Mostra donde el actor de High School Musical presentó el drama rural At any price. […] At Any Price es un drama familiar del director americano de origen iraní Ramin Bahrani ambientado en el despiadado sector de la agricultura moderna americana, que se rige por el lema: crece o vete. […] At any price se hunde por la falta de verosimilitud. Todo queda falso e impostado en este drama de gente de campo que rezuma ciudad por los cuatro costados.”

 

Paradise: Faith (Ulrich Seidl)

Luis Martínez / El mundo

“Ulrich Seidl presentaba la segunda parte de lo que promete ser un tríptico denominado ‘Paradise’ (paraíso). La primera parte, ‘Love’, la vimos en el pasado festival de Berlín. […] ‘Faith’ (Fe) es ahora la excusa para insitir en el lado más oscuro, turbio y desasosegante de, otra vez, el tiempo que nos ha tocado. […] Ni la película es lo suficientemente gratuita para que celebremos su arbitrariedad rupturista y gamberra; ni lejanamente reflexiva para que llegue a turbarnos de verdad.”

Sergi Sánchez / La razón

“Si el Vaticano no se ha pronunciado, no desesperen: no tardará en hacerlo. La segunda parte de la trilogía del austríaco Ulrich Seidl (en la imagen con la protagonista), que arrancó con «Paraíso: Amor», cambia el turismo sexual por la adicción al culto religioso. ¿«Paraíso: Fe», escandalosa? Puede parecerlo si no se contempla a partir del prisma de la comedia”

 

The Master (P.T. Anderson)

Toni García / El país

“Hablar de The master […] cuando el filme aún no se ha enfriado es –casi– una misión suicida. […] The master rehuye al público, se pelea con él, no tiene ningún interés en epatar y casi se diría que corre desesperadamente en dirección contraria. […] The master se traduce así a los códigos pictóricos, como si su responsable fuera un artista que coquetea con el hiperrealismo utilizando la cámara en lugar del pincel. […] Anderson es uno de los cineastas más poderosos con los que un cinéfilo puede toparse, su obra es tan ambiciosa, tan aguerrida, que intentar hablar en profundidad de The master sería casi una herejía. Lo mejor que se puede hacer con ella es verla, y si es posible […] repetirla.”

Sergi Sánchez / La razón

“Podría decirse que Paul Thomas Anderson retoma uno de sus temas favoritos: la relación entre padre […] e hijo como una forma atávica de supervivencia, de búsqueda de una identidad primigenia. […] «The Master» carece de excesos formales y clímax grandilocuentes, a pesar de que esté rodada en 70 mm, formato reservado para las antiguas producciones épicas. […] Cuando Lancaster le prohíbe a Freddy que parpadee mientras se somete a su doloroso interrogatorio, es como si Anderson nos lo pidiera a nosotros […]: su película es una sesión de hipnosis de la que se despierta sin saber qué conclusiones sacar.”

 

È stato il figlio (Daniele Ciprì)

Sergi Sánchez / La razón

“Confiábamos en que el nuevo director de la Mostra tuviera mejor […] para seleccionar el cine italiano a concurso. No lo demostró con «Ha sido el hijo», de Daniele Ciprì. Lo que empieza como una comedia surrealista y continúa como una costumbrista […] termina como una tragedia familiar machacada a gritos sicilianos. La indefinición del tono y la grotesca torpeza con que Ciprì introduce el tema de la Mafia rematan la magnitud del desastre.”

Deborah Young / The Hollywood Reporter

“È stato il figlio describe una familia disfuncional en la zona más vulnerable de Palermo como estereotipos monstruosos cuyo futuro está tan muerto como la carretera que conduce a su gris bloque de viviendas. […] A medida que los personajes se definen, parecen parodiar una familia humana. […] Es un cuento venenoso cuyo subyacente absurdo podría tomarse como una crónica social […] En el lado positivo, los actores equilibran la balanza entre lo cómico y lo trágico”

 

Cherchez hortense (Pascal Bonitzer)

Sergi Sánchez / La razón

“Bonitzer confiesa que partió de la historia de una inmigrante que, después de divorciarse, se convirtió en una «sin papeles» y se expuso a ser deportada a su país de origen. […] es mucho más que una película de denuncia social. Es un cuento moral sobre la necesidad de comprometerse con la vida. Su modesta grandeza consiste en que su moraleja nunca nos estalla en la cara. […] «Cherchez Hortense» es a la vez calculada y evanescente, como lo es buena parte del cine francés de calidad, ese que despierta envidias en el resto de Europa.”

Boyd Van Hoeij / Variety

“Pascal Bonitzer, guionista de André Techiné y Jacques Rivette, se ciñe al apacible humanismo del primero que, incluso siendo bien interpretada, carece de la densidad emocional y temática de los mejores trabajos de Techiné […] En general, la película es menos sobre los puntos argumentales que acerca de las relaciones de los personajes y el mundo en el que viven: una sociedad contemporánea claramente multicultural, pero que no otorga el mismo valor a todas las culturas”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *