Sesión doble: Hardcore (2004) / Bibliothèque Pascal (2010)

Una nueva sesión doble viaja por las apetencias sexuales europeas en dos renovadas visiones de la prostitución junto a la húngara Bibliothèque Pascal (2010) y la griega Hardcore (2004). Situaciones extremas a todo color.

 

Hardcore (Dennis Iliadis)

hardcore

El autor que hace un lustro cruzara el charco para re-adaptar La última casa de la izquierda en un brioso pero fallido intento ya daba muestras en su debut, esta Hardcore que pese a enmarcarse en Grecia poco o nada tiene que ver con la revolución que desataría el Canino de Giorgos Lanthimos años más tarde, de un particular talento en la confabulación tanto de espacios propios como de un universo único y personal en el que desarrollar una de esas cintas donde la temática de la prostitución no conlleva un drama implícito; o no un drama tal y como lo entendemos comúnmente.

Así, la historia de Nandia, una cría que ni siquiera llega a la mayoría de edad y se verá inmersa en un inabarcable mundo de perversión hasta que encuentre entre las paredes de esa casa de citas donde un simple post-it determina tu destino a Martha, se transformará en un reflejo, hallando en la dualidad de esos relatos que se asemejan paralelos algo más que una amistad e iniciando de ese modo un periplo donde lo criminal, sexual y (auto)destructivo se unirán para romper los lindes de ese universo que parecía haber atrapado a Nandia, pero que a través de Martha descubrirá una variante mucho más lúdica y reconfortante. No por ello, Iliadis se desprende de los retales que tiempo atrás formaron las vidas de esas muchachas, tomando así una visión en la que cierta desesperanza asoma de tanto en tanto, dando a entender que esa variante descubierta por Martha no es más que un falso reflejo de una realidad que rehuyen para no tener que afrontar.

Pero nada frena ese espejismo que deviene prácticamente en utopía a medida que el espectador se va sumergiendo en la caprichosa mente e ideas de Martha, cuya seguridad autoinfligida encontrará en esa retroalimentación que supone la llegada de Nandia algo más de lo que parecía ser. Ello queda reforzado tanto por el guión de Iliadis, que deconstruye a la perfección las psiques de ambas protagonistas hasta llegar al punto de creer que estamos ante algo más que dos niñas, como por una realización que sabe aprovechar sus envites visuales definiendo los confines (si es que realmente existen) de ese universo, y en la que Hardcore encuentra un apoyo constante en secuencias que básicamente nos sumergen en la naturaleza de esas dos muchachas.

Otro de los grandes aciertos de Hardcore es la puesta en escena de dos nombres como los de Katerina Tsavalou y una Danai Skiadi que, sorprendentemente, debutó con Iliadis. Tras ellas, además de encontrar el rostro idóneo para representar las figuras de ambas protagonistas (donde vestuario y otros aspectos ayudan), está una de las claves de un film donde la portentosa y medida actuación de ambas vale su peso en oro.

Sexo, violencia y excesos se mezclan así en un universo que deviene en testimonio de sensaciones tan sencillas como complejas ante las que solo cabe encontrarse, y de poco o nada sirve describir.

Escrito por Rubén Collazos

 

Bibliothèque Pascal (Szabolcs Hajdu)

bibliotheque pascal

Las fantasías eróticas multicolor, un negocio privado que cada uno explota haciendo trabajar gratis a su hipotálamo hasta desgastarlo por extenuación. Es el placer al que cualquiera sucumbe cuando no tiene nada mejor entre manos. Quien se priva de esas imaginativas necesidades desconoce si la protagonista realmente habla o fabula con sus más escamosas experiencias vitales. Dignidad de hechicera, con la cabeza alta y la mente despierta.

Una joven que habla rumano con un acento especialmente húngaro quiere recuperar a su pequeña hija, que se encuentra en manos de las autoridades tras el descuidado trato recibido por su tía, quien estaba al cargo circunstancialmente. La joven estaba en Inglaterra pero… ¿qué hacía allí?

A grandes rasgos estos son los hechos que envuelven esta gran bola que va creciendo gradualmente. Es la historia de siempre contada con tal inverosimilitud que te abstrae de la necedad con sus ínfulas fantasiosas y dominantes para destruir la barrera de comunicación verbal. Desde la confusa concepción de su hija hasta la hipnótica recreación de la lujuria pomposa de la depravación, la joven vive una apasionante e infrecuente aventura que asienta sus bases en la soledad y la pobreza, con una mirada valiente que domina, por azar, a todos los perros de esa jauría que se quiere alimentar de su presencia.

Un cúmulo de casualidades que dirigen la injusticia con color y un punto de amarga alegría que muestra temas como la trata de blancas, la prostitución, el secuestro, incluidas esas autoridades pertinentes, que transforman la realidad tal y como la conocemos, como si de un cuenta cuentos experto en lobos y caperucitas se tratara. No en vano ella se gana la vida narrando a otros lo que ha significado su vida con pequeñas figuras para dedos, justo antes de torcer el camino.

Los hombres son enemigos extraños aquí, ninguno tiene a bien gastar sus pieles de cordero para camuflar las necesidades más burdas, siempre utilizando con inquina a la mujer, sin que ella sienta mayor rencor que quien observar desde lejos la supuesta injusticia. Son figuras difamables que permiten recrear paralelismos y circunstancias extremas. Todo nos lleva al título, ese local elitista y escondido llamado Bibliothèque Pascal, donde las evidencias más oscuras dan paso a vistosos métodos de diversión adulta camuflando la realidad carcelaria. Y ese final, que suprime los juicios de valor para poner en bandeja una sencilla pregunta, ¿merece ser madre de nuevo o sus cuentos perjudican su salud mental?

Estamos ante la modernización de la venta del cuerpo a través de las palabras, avispados métodos de entretenimiento que ocultan lo suficiente para demostrar su originalidad.

Escrito por Cristina Ejarque

2 comentarios sobre “Sesión doble: Hardcore (2004) / Bibliothèque Pascal (2010)”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *