El cine francés que viene (I): Nuevos autores y Animación

Año nuevo, cine nuevo. De modo que desde aquí hemos decidido repasar las propuestas más jugosas e interesantes que llegarán este recién iniciado 2013. Para ello, nos movemos a una de las cinematografías que mayores alegrías está dando estos últimos años en un artículo que probablemente tenga continuidad en otras partes del globo terráqueo, aunque eso es algo que ya se verá. De momento, comenzamos nuestra aventura en Francia, cuya cantidad de producciones nos obliga a escindir el post en dos debido a la cantidad de trabajos que ofrecerá un 2013 cargado de novedades en el que llegarán cintas esperadísimas, tanto de nuevos autores o animación (que es con lo que arrancamos a día de hoy), como de cineastas ya veteranos o consagrados.

Entre esos nuevos autores se encuentran precisamente algunos que quizá ni siquiera necesiten presentación. Es el caso de una Marjane Satrapi que con apenas dos obras (Persépolis, Pollo con ciruelas) ya ha obtenido suficiente reconocimiento para derribar las fronteras de su país e incluso llamar a las puertas de Hollywood en un futurible trabajo del que todavía poco se sabe. Del que si se conocen los suficientes datos es de La bande des Jotas, de la que ya habíamos hablado anteriormente por aquí y que, sintetizando, la cineasta iraní ha realizado rodeada de amigos para contar una historia sobre badminton y mafia, cuyo trailer resulta todavía más absurdo y divertido que la idea en sí. Continuando en el mismo plano con cineastas que ya habían pasado por esta web, está el maestro del absurdo Quentin Dupieux, que lleva deleitando espectadores en Sitges desde su aparición con Rubber y más recientemente con Wrong, y que tiene en cartera dos proyectos con una pinta fenomenal: del primero, Wrong Cops, ya presentó un episodio en Cannes con Marilyn Manson y Mark Burnham (a los que, de hecho, se puede ver en su descacharrante teaser), mientras de Realité (de la que podéis encontrar más info en el anterior enlace) contará una historia a tres bandas sobre la pérdida de la noción de la realidad con la ayuda de actores como Alain Chabat, Jon Heder o uno de sus habituales, Jonathan Lambert (Steak). Terminando con este bloque, nos encontramos a un Guillaume Canet que con Blood Ties llegará a su cuarto largometraje tras obras como Pequeñas mentiras sin importancia o No se lo digas a nadie, y que en esta ocasión retorna al thriller que tan buenos resultados le dio en esta última para realizar un remake de Rivales (que, precisamente, protagonizó), guionizado nada más y nada menos que por James Gray. Lo bueno no termina ahí, pues en el elenco se encuentran caras como las de Clive Owen, Billy Cudrup, Mila Kunis, James Caan y Marion Cotillard entre otros. Casi nada.

Siguiendo con cineastas que pese a su dilatada carrera nunca han llegado a encontrar su gran oportunidad para destacar encontramos principalmente a Eric Rochant, quien con Mobius, una cinta protagonizada por Jean Dujardin, al que acompañan Cécile de France y Tim Roth nos trasladará al mundo de las altas finanzas para contarnos la historia de un agente de servicios secretos de inteligencia galos que intentará detener por todos los medios a un oligarca corrupto. Poco más podemos añadir además de su trailer. En esta línea, y con cineastas que sí han tenido sus momentos de gloria, está un Abdel Kechiche que ya destacó en 2007 con su Cuscús y que vuelve con Blue is a Hot Color para adaptar la novela gráfica Blue, que cuenta como una joven (Léa Seydoux) se enamorará de otra mujer, siendo sometida así a todo tipo de juicios por parte de amigos y familiares. También destaca en este apartado una Marina de Van de la cual tras su debut, Dans ma peau, no hemos visto volver a brillar un cine que esperemos sí lo haga en Dark Touch, a través de la que nos sumergirá en una cinta de terror donde, después de una sangrienta masacre conducida por objetos y muebles en una casa y una única superviviente de 11 años, Niamh, la policía ignorará su testimonio dejándole en manos de unos amigos de sus padres, donde continuará sintiendo que el terror se manifiesta como el día que vio morir a sus padres.

Menos suerte en ese aspecto han tenido directores como Guillaume Nicloux (Le Cleuf), que con La religieuse nos acercará de la mano de Isabelle Huppert al trágico destino de Susana Simonin, una muchacha encantadora que proviene de una familia burguesa y que será encerrada contra su voluntad en un convento tras descubrir que es hija ilegítima. Tras una serie de malas experiencias, terminará en manos de una madre superiora que la acogerá con falso cariño mientras ella prepara su fuga. Otro caso curioso es el de Arnaud des Pallières, quien ha recorrido una carrera que inició en 2001 con un mediometraje tanto ficción como documental, y que parece estar listo para acoger su primer gran trabajo con Michael Kohlhaas (del cual sólo se puede ver un pequeño clip), film que cuenta con la inestimable presencia de actores de la talla de Mads Mikkelsen o Bruno Ganz y que nos trasladará al siglo XVI, donde un próspero comerciante de caballos lleva una vida familiar acomodada hasta que, víctima de una injusticia, decida crear un ejército y saquear multitud de ciudades para restablecer sus derechos. Echamos más leña al fuego con los nombres de Benjamin Rocher y Thierry Poiraud, el primero co-director de La horde, cinta de acción hormonada y zombies que se denostó de modo injusto, y el segundo debutante con Atomik Circus: El regreso de James Bataille, que nos llevarán a los campos de fútbol (terreno recurrente a juzgar por Comme un lion, de la que luego hablaremos, y otra noticia surgida el otro día) de un modo un tanto peculiar, pues su Goal of the Dead promete ser una incursión de lo más curiosa en el «Mondo zombie». Para curiosidad, eso sí, el Son épouse de Michel Spinosa (Anna M.), otro cineasta que todavía no ha levantado el vuelo y que unirá a una pareja en la vida real (Yvan Attal y Charlotte Gainsbourg) para contarnos la historia de un marido que visitará a la mejor amiga de su mujer desaparecida para subsanar errores del pasado. Por último, otro de esos directoreses Serge Bozon, quien tras La France dirige a Isabelle Huppert y Sandrine Kiberlain en su nueva aventura fílmica, que adapta una novela del británico Bill James. Centrada en la vida de dos inspectoras de policía, Sally y Esther, en Tip Top serán destinadas a una comisaría fuera de la capital para investigar un caso de corrupción relacionado con la muerte de un inspector. La intransigencia profesional de ambas choca precisamente con su vida privada.

Encabezando la lista de cineastas que vuelven tras un primer largometraje, están Yolande Moreau, que ya triunfó con su ópera prima Cuando sube la marea ganando hasta dos premios César, y que ahora llegará con Henri, historia de un encuentro entre dos personajes solitarios: Henri, un cincuentañero que se refugia en el alcohol, y Rosette, una muchacha con un ligero retraso que sueña con el amor, la sensualidad y vivir una vida normal. Otro nombre de lo más interesante es el de Robin Campillo, habitual montador de las películas de Laurent Cantet que debutó con la sugestiva La resurrección de los muertos y tendrá una segunda oportunidad en Eastern Boys, que escribe él mismo y protagonizan Olivier Rabourdin (De dioses y hombres, con la que fue nominado al César), Kirill Emelyanov (Svolochi) y Danil Vorobyev, en una cinta donde un hombre de sesenta años, Muller, se fijará en uno de tantos chicos jóvenes provenientes de Europa del este y hablará con él, invitándole a seguir con la tertulia el día siguiente en su casa. Cuando suene el timbre, Muller no se podrá ni imaginar lo que le espera. Más cosas a destacar con el Rendez-vous a Kiruna de Anne Novion (quien debutara con Les grandes personnes) encabezada por el grandísimo intérprete galo Jean-Pierre Darroussin, y del que ya pudimos ver el trailer anteriormente por aquí, o con el film futbolero del que hablaba unas líneas atrás, la vuelta de Samuel Collardey a la gran pantalla con uno de esos relatos sobre jóvenes inmigrantes que, con un poco de suerte, se inician en el mundo del fútbol y aspiran a triunfar en el mundo profesional. Comme un lion es su título, y su trailer también os lo habíamos dejado anteriormente por la web.

Damos paso a las propuestas animadas para el próximo año, no sin antes recordar un par de debuts de lo más atractivos, como el de la actriz Hélène Fillières, de cuya Une histoire d’amour protagonizada por Laetitia Casta y Benoît Poelvoorde, ya tuvimos ocasión de presentaros su primer trailer, o el del habitual director de foto de Guillaume Canet, Christophe Offenstein, quien contará en su ópera prima En solitaire con actores como François Cluzet o el propio Guillaume Canet, y que nos introduce en la historia de un hombre que verá como sus sueños se empiezan a cumplir cuando le piden reemplazar al capitán de una embarcación que va a participar en un campeonato.

Entrando de lleno en terreno animado empezamos por uno de esos títulos que ya recogió alabanzas en su paso por Gijón, y es que el Ernest & Celestine de dos cineastas (Stéphane Aubier y Vincent Patar) que ya debutaron con buen pie a través de su Pánico en la granja, y a los que en esta ocasión se une Benjamin Renner posee una pinta exquisita a juzgar por un trailer que también os habíamos avanzado meses atrás. Más cositas curiosas llegan de la mano de Thomas Szabo y Hélène Giraud, quienes adaptan su serie Minúsculos, la vida privada de los insectos en Minuscule: Valley of the Lost Ants, otra propuesta con una pinta de joya enorme que dejó un maravilloso trailer meses atrás sin desperdicio alguno. No menos importancia deberían tener otros trabajos como el Alpha de Edouard Salier, basado en una novela gráfica de Jens Harder, y es que esta producción francesa nos sumerge de pleno en la historia de la vida en la Tierra, del Big Bang hasta la aparición de los primeros hombres en un film enteramente experimental que no poseerá diálogos ni narración y se basará en sus imágenes y una banda sonora compuesta expresamente para la película. Ponemos punto final a este artículo con un par de últimos aportes, el primero, Tout en haut du monde, que cautiva por unas primeras imágenes de lo más curiosas (y que os dejamos a continuación en forma de galería) y en la que Rémi Chayé nos contará como Sasha, una joven aristócrata rusa que, lejos de los deseos de sus padres, quienes lo han arreglado todo para que su hija se case, decidirá huir y reunirse con su abuelo, un reconocido científico y explorador que no ha regresado de su última misión en el Ártico. Para terminar y no menos interesante es el Animal’Z de Enki Bilal, quien nos llevará a un relato de sci-fi hirbidando las técnicas de animación de 2D, 3D e incluso imágenes virtuales para contarnos como el Planeta Tierra se está revelando contra las agresiones de la especie humana.

[nggallery id=54]



3 Comments

  1. espero el próximo título con Cécile de France

    • Ruben Collazos wrote:

      Una gran actriz! Y ojo a la segunda entrada de este artículo, que también traerá algo de Cécile de France ;)

  2. […] o Guillaume Canet, La religieuse, nuevo film de Guillaume Nicloux del que ya hablamos en nuestro artículo sobre el cine francés que viene, pinta maravillosamente, e incluso podría ser una de las […]

Deja un comentario