Microcríticas de estreno: 24 de enero (2020)

A una semana para cerrar enero, la cartelera llega repleta de propuestas de lo más suculentas de las que destacamos las siguientes: el nuevo trabajo de Pablo Larraín con la controvertida Ema, una nueva muestra de animación japonesa en Los niños del mar de Ayumu Watanabe, el último trabajo de Diao Yinan que sigue indagando en el noir a través de El lago del ganso salvaje, y una de las sorpresas de la Berlinale con Dios es mujer y se llama Petrunya de Teona Strugar Mitevska.

 

Dios es mujer y se llama Petrunya

“Teona Strugar deconstruye la masculinidad, enfrenta a la ley con la norma y sigue profundizando en su mirada a la Macedonia contemporánea mediante una situación absurda”

Crítica completa de Dios es mujer y se llama Petrunya

 

El lago del ganso salvaje

“La cinta posee bastante de la herencia del cine negro norteamericano en cuanto a visceralidad, pero se redime haciendo un ejercicio de reconstrucción de las escenas muy personal.”

Crítica completa de El lago del ganso salvaje

 

Ema

“El valor del baile aquí no sólo no se anula por la propuesta escenográfica propia del cine, sino que se añade como capa de significación a la construcción formal del film”

Crítica completa de Ema (I)

“Una película donde se filman los cuerpos de sus jóvenes como panfleto de libertad, mientras bailan o mientras (se) aman.”

Crítica completa de Ema (II)

 

Los niños del mar

“Lo que diferencia a un film como Los niños del agua de su género es el clímax final, unos veinte o treinta minutos absolutamente mágicos, de una imaginación desbordante”

Crítica completa de Los niños del mar