Cine maldito rumbo al Sarajevo Film Festival 2015

Sarajevo 2015

Se lo han tomado con mucha calma desde el Sarajevo Film Festival, pero por fin conocemos ya casi toda la programación del certamen que tendrá lugar en la capital bosnia entre el 14 y el 22 de Agosto. El festival cumple su vigesimo primera edición y sigue consolidándose como uno de los festivales más imprescindibles a nivel europeo, apoyado en dos pilares básicos; una apuesta decidida por el cine de la región a la par que se recoge de los festivales de mayor proyección algunos de los filmes que mejor impresión han causado en lo que va de temporada.

Tampoco hay que olvidar que el festival ya es un punto de encuentro para cineastas y cinéfilos de la región balcánica o de  países cercanos como Turquía o Georgia, con varias actividades a lo largo del año para apoyar a la cinematografía de la región.

Este año, como el anterior, yo voy a estar por ahí escribiendo crónicas de las películas, el festival y el día a día. Voy con la intención de buscar aquellas cintas que tengan muy difícil la llegada a las salas de cine de España más que con la idea de devorar a directores consagrados o intentando conseguir ver esas cintas que ya han levantado expectación (para los jóvenes, expectación era una palabra que se usaba mucho sobre todo en la loca década de los 90 antes que dijéramos ‹hype› a todas horas) en los festivales consagrados, como Cannes o Venecia. Dicho lo cual advierto que iré corriendo a las cintas de mis cineastas favoritas sin importar lo contradictorio que pueda parecer con lo anteriormente mencionado. ¿Que proyectan una de Takashi Miike? De cabeza que voy para allá, aunque esa misma cinta la proyecten luego en Sitges y la puedan reseñar mis compañeros. Da igual, de cabeza.

Yakuza Apocalypse

Sobre el festival:

Sarajevo es uno de mis festivales favoritos. Por eso voy. También es una excusa para ver a los amigos de por allí y conocer un poco más la región. Este año me gustaría estar unos días por Bihać y su parque natural, que dicen que es precioso. Hay que aprovechar porque una empresa saudí (que está invirtiendo mucho dinero en Bosnia) quiere construir una presa y cargarse todo lo que haya.

El festival de Sarajevo es una joyita. No ya sólo por la programación, por acercarte el mejor cine de la zona balcánica y los grandes éxtios de otros certámenes. Tiene identidad propia. No es un bombardeo incesante de películas a todas horas como Sitges, el ritmo en la capital bosnia son unas 4 películas al día. Pero es ya imprescindible el encuentro con los cineastas después de la proyección o la presentación de los mismos. También están creando un espacio donde financiar futuros proyectos y donde la industria de la yugosfera tiene su lugar de ser.

Desde el festival se está potenciando la pequeña cinematografía bosnia y de los países vecinos, escasa en su producción (a excepción de Serbia) pero muy reivindicable. La sección documental sigue creciendo así como las películas hechas a varias manos entre cineastas procedentes de los países de la ex-yugoslavia.

Así que aunque todavía no tiene la importancia de otros certámenes, el festival de Sarajevo es una joyita, e intentaré hacer una cobertura que le haga justicia.

Ahora toca hablar de las secciones confirmadas, de los nombres que esperamos con ansias y de la quiniela sobre lo que sucederá o lo que debería suceder. ¿Quién se llevará el ansiado Corazón de Sarajevo?

Sarajevo Film Festival

Empezamos con la Sección Oficial:

Por lo que tengo entendido, la película inaugural será Our Everyday Life de la cineasta bosnia Ines Tanovic, en lo que supondrá su primer largo después de una extensa carrera como cortometrajista y un par de segmentos en películas de varios autores. La sinopsis indica que seguiremos a una familia que de pronto se tambabalea por diversos motivos ajenos a ellos en lo que promete ser un retrato generacional y una radiografía de la bosnia de la posguerra.

Dolanma es otra opera prima del turco Tunç Davut, con un triangulo amoro entre dos hermanos que viven en mitad de ninguna parte y una mujer que llega al lugar. Ojito a la lucha entre Rumania y Turquía, ambos países tienen dos cintas en la Sección Oficial.

Precisamente de Rumanía nos llega Acasa la tata, y tiene muy buena pinta. Según el traductor de google, la trama versa sobre el regreso al pueblo de un escritor bloqueado que lleva años sin pisar el hogar materno y su reencuentro con su distante padre, su mejor amigo de la infancia y su novia de la adolescencia.

Presente también en el festival de Locarno que tendrá lugar poco antes de Sarajevo, encontramos a la griega Chevalier, de la cineasta Athina Rachel Tsangari. La reputada productora y directora presenta su segundo largometraje, a diferencia de los anteriores cineastas mencionados que llegan a la capital bosnia con su primer largo. Ojito a esta mujer que ya sabe lo que es llevarse un premio de Venecia.

El croata Dalibor Matanic trae una de las cintas más esperadas, Zvizdan, ganadora en Cannes del Premio Especial del Jurado en la sección Un Certain Regard. Su cinta nos habla de tres  historias de amor ambientadas en Croacia a lo largo de tres décadas. Las historias están conectadas por el hecho de que el amor entre un hombre croata y una mujer serbia está de algún modo prohibido ya se esté en 1991, en 2001 o en 2011.

La casualidad ha querido que la directora y actriz Deniz Gamze Ergüven haya trabajado a las órdenes de la anteriormente mencionada Athina Rachel. Ambas se veran las caras en la sección oficial, la turca con Mustang, que ya se llevo un premio en Cannes y se la espera con gran expectación. La historia sigue las ansias de libertad de cinco hermanas de entre 12 y 16 años que son recluidas en el hogar por tontear más de la cuenta con los chicos del idílico pueblecito donde residen.

Mustang

El director serbio Pavle Vučković estará presente con uno de las sensaciones de Cannes, la cinta Panama. La sinopsis no me queda muy clara, algo así como una historia de autodestrucción, celos y cosas chungas entre un hombre y una mujer con vídeos de Facebook de por medio. Los serbios y sus cosas, vaya.

Hay cierta polémica por la inclusión en la Sección Oficial de una cinta como Son of Saul, que ya se alzó en Cannes con el Gran Premio del Jurado. Sea como sea László Nemes aspira a llevarse el Corazón de Sarajevo a casa con una historia sobre el holocausto, donde un hombre encargado de quemar los cadáveres encuentra cierta superviviencia moral ayudando a subsistir a un niño.

Karl Markovics trae Superwelt desde Austria, donde encontramos a Gabi, una cajera de supermercado cuarentona que vive una rutinaria vida, hay que de pronto, un día, comienza a escuchar misteriosas voces en el interior de su cabeza. Asustada, decide huir al bosque. Su marido, preocupado, decide ir a buscarla.

La última película de la sección oficial nos trae al bueno de Corneliu Porumboiu (12:08 East of BucharestPolitist, adjectiv o ese documental extraño llamado The Second Game). ¿Qué podemos decir? En CineMaldito somos muy fans de ese tipo. Así que hay ganas por ver Comoara, su último trabajo, con premios en Cannes y en Transilvania a la Mejor cinta rumana. La sinopsis con este cineasta no sirven para saber por donde van los tiros, pero la historia trata sobre un padre y un hijo en busca de un tesoro escondido en el jardín de casa de los abuelos del vecino.

¿Qué podemos esperar de esta Sección Oficial?

En un primer vistazo, buscando información por varias webs, la calidad de las seleccionadas está fuera de toda duda. Se lamenta la falta de cine georgiano, que llevaba dos años con fuerza y presencia en Sarajevo. Rumanía vuelve a tener un hueco importante en el certamen tanto en la sección oficial como en otras secciones. Ha disminuido el número de películas que se podrán visionar, pero hay muchas ganas de disfrutar con lo que hay, que no es poco.

Comoara

Posibles escenarios para la Sección Oficial:

A) Pierdo la acreditación como el año pasado y eso supone que no puedo ver una de las películas de la Sección Oficial; obviamente la cinta a la que no puedo acceder gana todos los premios habidos y por haber.

B) Gana la película que menos me gusta y protesto en el desierto cual aprendiz de Boyero.

C) Llego un día tarde al festival por culpa de los autobuses croatas y no puedo disfrutar de la película inaugural, que aunque está fuera de concurso, gana varios premios simplemente por fastidiarme.

D) Una de las películas se presenta sin subtítulos en inglés. Desvandada general de la prensa foránea, pero yo me quedo a verla como un campeón, no entiendo mucho, gana varios premios y no me atrevo a escribir de ella, como ya pasó el año pasado con una cinta bosnia.

E) Todo va sobre ruedas, y aunque no hay ninguna cinta georgiana en la Sección Oficial, una película de dicho país se lleva todos los premios. Nadie entiende nada pero todos aplaudimos, que en Sarajevo somos muy de aplaudir cualquier cosa.

F) Se cumplen los puntos A, C y D.

En fin. Esto es todo de momento. Próximamente comentaré el resto de secciones, porque este año todo tiene muy buena pinta.

A disfrutar del cine.



Deja un comentario