Paddy Breathnach… a examen

El cineasta irlandés Paddy Breathnach estrena estos días en España su última película, titulada Viva. Ambientada en La Habana, esta cinta trata sobre un joven homosexual cubano, peluquero y próximo a círculos artísticos de drag-queens, que se reencuentra con su padre una vez este sale de la cárcel. Hace ya casi veinte años, a finales de la feliz década de los 90, Breathnach estrenó otro film, seguramente el primero de los dirigidos por él en alcanzar cierta popularidad. I Went Down, titulada El crimen desorganizado en España (lo cual ya da pistas del carácter de la película), formó parte del cartel del 45º Festival de San Sebastián, donde recibió ciertos elogios por parte de la crítica y se llevó dos importantes galardones como el Premio del Jurado y el Premio Nuevos Realizadores, que engrosaron el palmarés de Breathnach tras haberse llevado el trofeo a mejor director novel en 1994 con Ailsa.

El crimen desorganizado comienza con el joven Git a punto de salir de prisión; antes de hacerlo, recibe la visita de su novia, que le confiesa haberse liado con Anto, el mejor amigo de Git. Este, nada más obtener la libertad, acude a vérselas con Anto para arreglar cuentas. Sin embargo, lo que termina sucediendo es justo lo contrario: le salva de ser agredido por unos matones que le reclamaban deudas de apuestas. El jefe de la banda, Tom French, ordena entonces a Git resolver un caso si quiere que se olvide de la mutilación que el protagonista ha infligido a uno de sus capos. Debe buscar a Frank Grogan, un viejo socio de French. Para ello contará con la ayuda de Bunny, un tipo tan rudo por fuera como peculiar en su interior.

crimendesorganizado01

Tal sinopsis arroja la idea de estar ante una especie de thriller sobre mafias donde el protagonista se ve envuelto en una espiral de violencia y venganza sin pretenderlo. Pues bien, nada más lejos de la realidad. El crimen desorganizado se conforma como una comedia negra que, sin llegar a lo disparatado, ofrece una perspectiva nada seria sobre la red criminal irlandesa. Repleta de gags, la cinta de Breathnach combina momentos dramáticos con otros que ofrecen pequeñas dosis de acción, pero siempre con el punto cómico por bandera. Alguno pensará que esta definición va al son de los trabajos de Guy Ritchie, pero lo cierto es que el cineasta inglés y el irlandés presentan bastantes diferencias en el contenido de sus respectivos trabajos y, sobre todo, en el estilo cinematográfico que ostentan.

La pareja formada por Git y Bunny, interpretada respectivamente por Peter McDonald y el gran Brendan Gleeson, responden al patrón de personajes muy distintos en apariencia, alejados de representar un modelo de conducta recomendable, bastante torpes en la elaboración y ejecución de planes, pero que logran generar simpatía en los que asistimos al visionado de la película. Breathnach no se complica a la hora de filmarles, llevando a cabo un trabajo simplemente correcto, pero su guionista Conor McPherson sí introduce algunas variantes en el libreto que aportan a El crimen desorganizado una perspectiva que traspasa la comedia tontuna y convierte a la película en algo más disfrutable. La revelación del pasado que esconden French y Grogan, los motivos que llevaron a Git a prisión o la evolución en la personalidad de Bunny constituyen unas secuencias bien esbozadas y ejecutadas.

crimendesorganizado02

Además de desarrollar un acertado clímax, El crimen desorganizado resuelve con no menos brío la papeleta de mostrar un desenlace que encontrase un término medio acertado entre los lados cómico y dramático mostrados durante sus anteriores 95 minutos. El epílogo, bien representado por Breathnach, sirve para cerrar la historia de una manera casi impecable, confirmando que estamos ante una película que va claramente de menos a más y que no sólo se constituye como un trabajo altamente divertido, sino que confirma que para hacer cine interesante no es imprescindible contar con altos propósitos, sino ejecutar con sobriedad y gracia las ideas que uno tiene en la cabeza.

crimendesorganizado03



Deja un comentario