Mia Hansen-Løve y la euforia de los 90 en Eden

Pauline Etienne

Mia Hansen-Løve es ya uno de los nombres de la cinematografía francesa por derecho propio, y es que la cineasta parece haberse ganado el cielo con cintas como El padre de mis hijos (Premio especial del jurado en Cannes en la sección Un certain regard) o Un amour de jeunesse (Mención especial en el Festival de Locarno).

Ahora vuelve con Eden, film que co-escribe junto a Sven, un conocido DJ de la Francia de los 90, para sumergirnos, a través de la vida de un DJ, en el corazón de la música electrónica de los 90 hasta hoy. Eden cuenta la historia de Paul, que descubrirá las raves con 17 años, se escapará de casa y verá como le rompen el corazón por primera vez. Pronto se introducirá en una el ambiente de la música Garage. Esta atracción se convertirá en la gran pasión de su vida. Años después, Paul dará sus primeros pasos en la vida nocturna parisina y creará con su mejor amigo, Stan, el dúo Cheers, además de su propia etiqueta. Pronto encontrarán su público y será el comienzo de una deslumbrante ascensión, no sin cierto riesgo dentro del mundo de la música electrónica.

El reparto lo incluyen el debutante Félix de Givry, Pauline Etienne (protagonista de La religieuse, lo nuevo de Guillaume Nicloux), Laura Smet (La frontera del alba), Vincent Lacoste (de El Skylab de Julie Delpy), Vincent Macaigne (protagonista en 2011 de Un mundo sin mujeres) y la actriz iraní Golshifteh Farahani (que, precisamente, estará de estreno este fin de semana con La piedra de la paciencia), todo ello sin olvidar a los actores norteamericanos Brady Corbet y Greta Gerwig.

Hansen-Løve buscará en Eden que el público reviva la euforia de los años 90, donde tanto los encantos y peligros de una existencia dedicada a la música y la fiesta podía culminar en la desintegración de mundos efímeros. Además, y a través del personaje de Paul, retratará también una generación, la de los años 2000.

Producida por CG Cinéma (que se encuentra rodando el Sils Maria de Assayas), estaba previsto que el rodaje de Eden se diera en Nueva York a partir del mes de noviembre, aunque por lo visto la cineasta ya estaría desde ayer filmando algunas escenas en la ciudad que nunca duerme.

Vía | Cineuropa