Fatima (Philippe Faucon)

Fatima-1

Philippe Faucon estrena en España este fin de semana la que es su séptima película, Fatima, una producción de 2015 que llega a nuestras tierras un año después. No tengo el gusto de haber visto ninguna película anterior en su filmografía pero echando un ojo por encima a sus anteriores films veo que Faucon ha tratado el tema racial, y que también utiliza en Fatima. No obstante el director, aunque francés, nació en Argelia.

La película comienza cuando Fátima y su hija mayor Souad van a ver un piso de alquiler, la primogénita estudiará medicina y tiene que salir de casa. Le acompaña su amiga que estudiará enfermería. En ese instante Faucon nos sitúa con dos pinceladas en la sociedad francesa ( y que podría servir para muchísimos otro países, entre ellos España) y su difícil etapa que viven tras los episodios terroristas acaecidos en los últimos tiempos y en la subida de la ultraderecha. Esos datos no se dan pero evidentemente están presentes desde esta primera escena en la que la casera al ver que Souad y su madre son musulmanas finge que ha perdido las llaves de su domicilio y las despacha, aquí comienza la lucha de esta familia. Fatima es una madre separada que vive por y para sus dos hijas, Souad y la pequeña Nesrine de 15 años, una adolescente indomable que se refugiará en los regalos de su padre y en sus actos de rebeldía, ya sea en el colegio o para con su madre.

Faucon narra toda la historia desde el prisma de la mujer, si bien apenas vemos hombres en la película, lo que le da un carácter más reivindicativo si cabe. El director francés se mete en la piel de un documentalista y valiéndose de una puesta en escena sobria, sin histrionismos y –una cosa muy importante– sin música, narra aproximadamente un año en la vida de sus tres mujeres. Se introduce desde la primera escena en sus existencias, en la vida de Fatima, que se mata a trabajar desde antes de que amanezca hasta la hora de la cena, limpiando casas y fábricas mientras que su hija pequeña se lo reprocha y a la vez no quiere estudiar. También le dedica momentos de una emoción arrebatadora a la hija mayor, que sufre porque su madre trabaja todo el día para que ella pueda estudiar medicina, y a la vez padece la dificultad que supone medicina. Una película de apenas 75 minutos que está hecha a partir de pequeñas situaciones o momentos que no suelen tener continuidad a corto plazo, no hay causa efecto inmediata, sino que las vemos más adelante y son posibles por las elipsis que tan bien utiliza.

Fatima-2

Uno de esos momentos y que destaco sobremanera es una conversación entre Souad y Fatima, cuando esta última la visita a su piso de estudiantes para llevarle víveres y lavarle la ropa (otra tarea que Fatima añade a su lista para que su hija se dedique solo a estudiar). En esta escena hay varias cosas que apuntar, la primera es confirmar lo asombrosamente bien que actúa Zita Hanrot —que le valió para llevarse el César a la mejor actriz revelación—, y lo segundo es que además de todo lo que hace Fatima, también le tiene que dar consejos sentimentales, Faucon nos regala un momento tierno y emocionante cuando la madre le dice: ¿Cómo que no tienes tiempo para conocer chicos? ¿Tú ahora decides cuando enamorarte?

Otro tema que Faucon propone es la clara diferencia de mentalidades entre las dos comunidades, una de ellas aún muy atrasada frente a la occidental. A parte de lo laborioso que supone para Fatima (que apenas habla el francés) y para sus dos hijas introducirse en la vida de occidente, se añade las diferencias de mentalidad y las habladurías que han de soportar entre musulmanes afincados en Francia. Se podría decir que hay más conflictos en la película entre ellos mismos que frente a franceses, lo que es bastante curioso.

Fatima por tanto es una película que es necesaria, sobre todo por la forma en que está contada, el material es susceptible de histeria, pero Faucon lo transforma en otra cosa, algo más sencillo que llega adentro y que sin otro recurso que no sea la verdad delante de una cámara consigue emocionarnos y plantearnos muchas preguntas que resonarán en nuestras cabezas si no es que ya lo hacían anteriormente.

Fatima-3

Un comentario sobre “Fatima (Philippe Faucon)”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *