Entrevista con Lucie Borleteau, directora de La odisea de Alice

Coincidiendo con las fiestas navideñas se estrena en nuestro país La odisea de Alice, ópera prima de la directora francesa Lucie Borleteau acerca de una marinera que se enrola en un barco mientras en tierra espera su prometido. Cine Maldito ha tenido la oportunidad de charlar con ella a su paso por Madrid para que nos contara más detalles sobre su obra.

lucieborleteau01

¿Qué significado tiene el mar para ti? ¿La película está rodada en un barco de verdad?

Sí, fue rodada en un barco real. En el mismo barco, de hecho. Pero no siempre pudimos rodar en alta mar. Para mí, la parte más difícil en este sentido fue hacer el casting para elegir el barco, porque fue difícil encontrar a alguien que estuviera de acuerdo en alquilárnoslo. Pero finalmente encontramos uno que tenía planeado embarcarse por dos semanas, así que lo usamos para el rodaje. También rodamos algo en el Mediterráneo. Respecto a la otra cuestión, para mí el mar no tiene un significado especial, pero sí es verdad que lo considero como un espejo del alma. Hay un poema francés que dice “si eres un hombre libre, siempre amarás el mar” que me hizo pensar sobre cómo las grandes cosas podían despertar pequeñas preguntas. El mar es una cosa fantástica que filmar, porque siempre es lo mismo pero nunca es lo mismo. Y jamás es aburrido.

Me gustaría conocer cómo tomaste la decisión de otorgar los papeles protagonistas a Anders Danielsen Lie y Ariane Labed, un actor extranjero y una actriz que, aunque francesa, ha desarrollado su carrera fuera del país.

A Ariane Labed la vi por primera vez en Attenberg, de Athina Rachel Tsangari. En ese momento escribí su nombre en mi cabeza. Empecé bastante tarde el casting de La odisea de Alice porque no presté demasiada atención a actrices famosas, no quería a ninguna que fuese demasiado conocida. Aunque Ariane ha aparecido en varias películas importantes, tampoco es excesivamente famosa para el público francés, así que contacté con su agente, me reuní con ella, estuvimos hablando y la enseñé el barco en el que rodamos. Cuando la vi en la sala de máquinas supe inmediatamente que ella debía representar el papel de Alice, tuve una epifanía respecto a lo que pensaba doce años atrás, cuando me imaginaba por primera vez cómo sería la película. Y Ariane es realmente buena. Sobre Anders Danielsen Lie, seguro que lo conoces de Oslo, 31 de agosto. Yo también. Para el papel de Felix era difícil encontrar a alguien, así que pensé en traer a un actor que ya llevase consigo una historia detrás y que tuviera un acento especial, que llegase desde fuera de Francia. En este sentido, Anders es un milagro en sí mismo (Risas), es perfecto, porque es la clase de actor cuyo trabajo le apasiona, cada gesto suyo es importante, tiene una fuerte presencia.

En esencia, la película muestra a una mujer en un mundo de hombres. ¿Cómo elaboraste el carácter de la protagonista y cómo la definirías?

El personaje está basado en alguien real, mi mejor amiga, a quien realmente quiero. Hacer un retrato sobre ella fue la razón que me impulsó a desear hacer esta película. Así que la idea de representar a una mujer en un entorno de hombres no es algo fantástico, ni tampoco una teoría que tenga que ver con la política o el feminismo, aunque yo sea feminista. Lo que quería era a una mujer que fuera lo suficientemente fuerte para hacer esas cosas de hombres y darles órdenes, pero que a la vez siguiera siendo bonita, femenina, pequeña y morena. Creo que era interesante mostrar algo positivo sobre este asunto.

¿Y cómo se te ocurrió representar en palabras el cuaderno de bitácora del marinero fallecido? ¿Crees que era una buena base para entender mejor la situación de Alice?

Creo que fue la última cosa que añadí al guión. En un primer momento, sólo reflejé la historia del hombre muerto al comienzo de la película, pero algunos nos dijeron que no estaba bien, así que decidimos modificarlo. Me enteré de la historia real de un marinero que estuvo haciendo eso, escribiendo sus pensamientos en un libro. Pensé que era muy bonito y me inspiró para introducir este diario en la película. También decidí que podíamos construirlo como si fuera una especie de espejo, pero un espejo que fuera precisamente lo contrario de lo que era Alice. Y al final el resultado fue la historia de alguien que se embarca en un viaje tratando de encontrarse a sí mismo. Cinematográficamente creo que es algo bueno, porque el diario actúa como una voz de Alice, pero que en realidad no parte de ella. Asimismo, es una buena idea para reflejar lo que pasa por su mente, porque la contemplas leyendo el diario y puedes imaginar cuáles son sus pensamientos.

lucieborleteau02

Siempre se ha dicho que para los hombres es complicado escribir papeles femeninos creíbles, aunque tengamos ejemplos de lo contrario. ¿Crees que al revés también sucede lo mismo, te ha resultado difícil dar una entidad a los personajes masculinos?

No. Me encantan los hombres (Risas), así que para mí no fue especialmente difícil escribir papeles masculinos. En ocasiones la gente se sorprenda porque en La odisea de Alice los hombres también tienen un toque femenino, pero realmente esto lo he extraído de mi propia experiencia con hombres. Para mí, hombres y mujeres son lo mismo, así que para mí fue un placer escribir papeles masculinos.

En este sentido, tú trabajaste en Casa de tolerancia (L’Apollonide) como actriz. ¿Qué te parece el trabajo que hace Bertrand Bonnello acerca de la femineidad en esa película?

Me gusta mucho esta película. Para mí, fue solo un día de rodaje. Cuando hablé con Bonnello le comenté que no tenía ningún problema en posar desnuda (Risas), así que estuvo realmente bien. Creo que es un trabajo brillante a la hora de representar la belleza.

Pese a que llevas años trabajando en el mundo del cine, incluso realizando cortos, La odisea de Alice es tu primer largometraje. Me gustaría saber cómo valoras la experiencia y si te ha empujado a intentar un segundo film.

Dirigir una película era lo que siempre había querido. Se trata de un trabajo duro, tienes que ser muy paciente. Con cada película tienes que luchar bastante, así que nunca sabes si vas a poder realizar otra. Pero estoy muy feliz, ya que hasta ahora sólo había realizado cortometrajes, pero ahora puedo ver que este quizá sea mi verdadero oficio. Ahora estoy terminando de rodar una serie televisiva que se ambienta en España, por eso estoy aquí. Y después de ello, espero tener tiempo suficiente para escribir el guión de mi segundo largometraje.

¿Cuál es tu película maldita favorita?

Daïnah la métisse, de Jean Grémillon. La descubrí gracias a Jean-Louis Coulloc’h uno de mis actores. Creo que dura menos de una hora. Es de principios de los años 30, tras la llegada del sonoro, así que el sonido es un poco malo. Está ambientada en un barco. La protagonista es una mujer negra rica y poderosa. Trata sobre cómo la gente del barco se encuentra fascinada por ella. Es una película que merece mucho la pena ver.

lucieborleteau03