Cheatin’: La vuelta de un genio llamado Bill Plympton

A estas alturas, diría que un cineasta como Bill Plympton no necesita presentación alguna, pero quizá estaría mintiendo… o no, quién sabe. Pero la necesite o no, lo justo y necesario es dársela: aunque su carrera es extensa y nos lleva más lejos de los 80, no fue hasta 1987 cuando empezó a obtener reconocimiento gracias al cortometraje Your Face, que fue nominado a mejor cortometraje de animación. No sería hasta 5 años después, cuando debutaría en largo con el film The Tune, un musical en clave de homenaje que incluso recibió elogios de Matt Groening y contenía uno de los gags más brillantes de toda su carrera. A esta, le seguirían dos largometrajes de ficción llamados J. Lyle y Guns on the Clackamas, aunque no sería hasta su siguiente film de animación, ¡Me casé con un extraño!, que ganó en Annecy el premio a Mejor largometraje y sentó las bases de un cine que siempre se ha movido entre el homenaje y el humor negro con una facilidad pasmosa. Lo confirmaría en 2001 su Mutant Aliens, con la que volvería a ganar en Annecy, y luego vendría Hair High, una de sus mejores obras, que con la llegada de Idiotas y ángeles en 2008 (la cual pasó por Sitges) consolidaría una de las carreras más fructíferas e imprescindibles del cine animado de los últimos años, dejando también multitud de cortometrajes que nos llevan a los múltiples recovecos de tu cine.

Ahora, y después de casi cinco años tras su última experiencia en largo, llega con Cheatin’, un nuevo trabajo sobre el amor, los celos, la venganza y el asesinato, donde como es habitual recurrirá a la desnudez y la violencia para dar rienda suelta a su surrealista sentido del humor. Inspirada en una obra de James M. Cain (Perdición, El cartero siempre llama dos veces), Cheatin’ será su séptima película de animación.

En esta ocasión, en cambio, algo está siendo distinto en el modo de trabajar de Plympton, pues en lugar de colorear él su trabajo, está dejando el proceso en manos de ordenadores, lo cual requiere un costoso proceso de escaneado. Es por ello que Plympton está recaudando (podéis hacer vuestras donaciones aquí) fondos para dar un empujón a esta Cheatin’ de la que os dejamos a continuación un primer video con imágenes del mismo film, así como al propio director explicando en qué consiste el proceso, además de alguna que otra imagen terminada a modo de promo tras el video.

Imágenes promocionales de Cheatin’

 



Deja un comentario