Un repaso al Americana Film Fest 2018 | Cine maldito

Un repaso al Americana Film Fest 2018

No por ser repetitivo deja de ser verdad, y más en el caso que nos ocupa. Desde Cine Maldito no nos cansaremos de repetirlo: El Americana es uno los festivales imprescindibles para todo cinéfilo en general y para aquellos, en particular, que quieran degustar esos “otros” cines que demuestran que USA no es tan solo Hollywood, sino que hay mundos a explorar tan o más interesantes que lo que la maquinaria de la industria nos ofrece semana sí, semana también.

Si nos hemos referido al Americana en otras ocasiones como un festival en crecimiento, en expansión y posteriormente en consolidación, este es el año en que toca hablar de afirmación y de realidad absoluta. La vocación íntima, de irreductible poblado de indies luchando contra la maquinaria del blockbuster sigue ahí, solo que el poblado sigue aumentando de moradores día tras día, y la plataforma en la que sustenta es ya una sólida realidad. Por ello, y como prueba palpable al respecto, el Americana aumenta sus días de proyección y por ende las proyecciones, las propuestas y la variedad.

No incidiremos especialmente en un somero repaso de los títulos ofrecidos, ya que para ello la web del festival ya nos ofrece la información oportuna al respecto, sin embargo, algunos títulos si se nos antojan imprescindibles como guía base para disfrutar del evento. Gook, Beach Rats, Golden Exits (y la retrospectiva que se ofrece de su director Alex Ross Perry) o Ingrid Goes West llenarán de lunes a viernes las apetencias de la audiencia.

Para el fin de semana vienen los platos fuertes con un par de films ya vistos en Sitges como Brigsby Bear y The Endless [reseña] que desde una perspectiva independiente se adentran sin complejos en lo genérico. Así mismo podremos disfrutar de films multipremiados o altamente esperados como Lucky [reseña], Patti Cake$, Gemini o The Rider [reseña]. Capítulo aparte merece la proyección de las dos partes de World of Tomorrow [reseña 1/reseña 2] de Don Hertzfeldt o el nuevo documental, Ex Libris, del que ya es un clásico del festival, Frederick Wiseman.

Secciones ya habituales como Next, Tops, Doc o el espacio Movistar+ se proyectarán como siempre de forma principal en los Cines Girona, complementándose con espacios como el Phenomena (en la inauguración) o la Filmoteca de Catalunya. En definitiva, el Americana crece sin renunciar a su espíritu fundacional, su vocación de espacio capaz de ofrecer un cine diferente, de difícil o inexistente distribución en nuestro país. Un momento ideal para descubrir nuevas visiones, historias y enfoques. Otro año más pues para disfrutar y marcar en el calendario como imperdible esta nueva edición del Americana.



Deja un comentario