The Cloud in Her Room (Zheng Lu Xinyuan)

En el último año y medio han surgido varias propuestas provenientes del cine chino, que, si bien sería aventurado meter en una misma categoría, sí que comparten algunas características. Películas como An Elephant Sitting Still, del malogrado Hu Bo, Long Day’s Journey Into Night, de Bi Gan o esta The Cloud in Her Room, de la directora y guionista Zheng Lu Xinyuan.

Las tres películas comparten una cierta melancolía opresiva, nublada, sobre personajes algo perdidos. De fondo resurgen las contradicciones de la sociedad china, la constante migración entre sus ciudades, la sensación de cambio acelerado. Aunque hablen con voces muy diferentes, todas estas películas han logrado hacerse un hueco como propuestas destacadas en los más renombrados festivales internacionales, y falta por ver si se trata de elementos unitarios o se puede trazar una cierta corriente.

The Cloud in Her Room es un retrato coral a través de los ojos de Muzi, una joven que regresa a Hangzhou, su ciudad natal, para pasar el fin de año. Ganadora del Tiger Award en el pasado festival de Rotterdam, se trata de la primera película de la cineasta Zheng Lu Xinyuan. El film nos cuenta la situación vital de una mujer joven todavía en busca de su lugar en el mundo, con el pesar de ver que a su regreso su vida familiar ha continuado sin ella. Se trata quizás de una película más universal que local, ya que pese a algunas reminiscencias —el sonido de obras que nos hablan de un país en constante construcción—, el blanco y negro del film nos remite más a Philippe Garrel o Truffaut que a cualquier cineasta chino de la sexta generación. Es algo que se ve quizás en los momentos de deambulación de la protagonista, o en esas conversaciones con personajes que lo único que tienen claro es que no tienen nada claro.

Hay en la ópera prima de Zheng un cierto deje de primera película, en los sentidos positivo y negativo del término: la excesiva duración y los temas que trata, pero también los momentos de incandescencia de la imagen, o algunos interludios de experimentación en negativo (que recuerdan a alguna película de Hiroshi Teshigahara) que resultan tan bellos como confusos. No así la elección de actores no profesionales o los momentos de mezcla de formatos (videocámara, captura del móvil), que justamente contribuyen a sumar verdad y restar superficialidad al film. Mathias Delvaux, director de fotografía belga (que tiene un pequeño cameo en la trama), se luce con algunos planos, pese a que no todos tengan un propósito.

Si bien no acaba de ser una película redonda ni madura, The Cloud in Her Room es un film honesto, atrevido por momentos, con un claro dominio formal y una atmósfera muy definida. Zheng Lu Xinyuan logra transmitir con el retrato de una joven china y su familia unos sentimientos de pérdida de la pertenencia y de desorientación que superan lo local. Se trata de una película que, pese a que en apariencia no vaya a llegar a ningún lugar, se acerca a tocar la diana.