La génesis del zombie “Romeriano” en Origins

George A. Romero sigue a vueltas con su saga zombie, y después del que probablemente fuera el más fallido de todos los títulos de algo que ya se puede percibir prácticamente como una antología, el veterano cineasta une ahora fuerzas con su hijo, Cameron Romero, responsable de una carrera que ha concurrido más bien en discreción, para trasladarnos a la génesis de lo que sería su zombie caníbal, todo ello apoyado mediante una campaña de Indiegogo, tan en boga últimamente, que veremos si le lleva a tan ansiada meta.

Situada a finales de los años sesenta, un tiempo antes de La noche de los muertos vivientes, la película contará una historia sobre pagar el precio más alto con tal de llegar al éxito. Concretamente nos llevará a 1962, donde el doctor Ryan Cartwright intenta a través de una senda científica y altruista encontrar un modo para que los seres humanos puedan sobrevivir en caso de encontrarse ante el MAD (siglas de Mutual Assured Destruction, que vendría a ser algo así como Destrucción mutua asegurada), un asunto provocado por la Crisis de los misiles en Cuba. Poco podía esperar que en el trasncurso de los siguientes años de su vida, encontraría la financiación adecuada a través de organismos militares en un viaje que le llevará a los confines más oscuros del mundo, creando un arma definitiva para el gobierno y una maldición que asolará a la humanidad para el resto de sus días.

Origins, que a priori realizará Cameron Romero con la ayuda de su padre en tareas de producción, es la historia del universo de Romero y como el primer zombie paseó por ese cementerio y por las vidas de tantos hace casi cincuenta años en un proyecto con miras a redefinir el género, del mismo modo que el monstruo creado por el autor de El día de los muertos y todo lo que consiguió aterrorizar a tanta gente durante tantos años.

En definitiva, algo así como una respuesta del propio Romero a las preguntas formuladas entorno al universo Zombie que veremos si no cae en agua de borrajas y logra un proyecto más sólido que alguno de sus últimos trabajos.

De momento, habrá que esperar a la casi segura consecución (si Romero no puede, malo será) de un «crowdfunding» que ojalá traiga mejores resultados que su Survival of the Dead.

Origins