Young Ones (Jake Paltrow)

Elle Fanning se desliza a través de la escena; canta, aunque su voz resta muda a nuestros oídos. Blande un cuchillo a modo de micro y simula su actuación. Su mirada se dirige a su esposo (y a nosotros) y susurra: «I Love You». Sus ojos son dulzura, pero su mano apunta con el filo puntiagudo del cuchillo. Algo inocente aparentemente. Pero que transpira una cierta amenaza velada. Supuro amor por ti, tanto que mataría… o te mataría si me dejas.

Young Ones

Una escena que define y asienta el tono en lo que se refiere a lo que Young Ones pretende transmitir. La capacidad del ser humano para amar y como ese sentimiento, a menudo interpretado como positivo, puede fácilmente derivar en obsesión, excusa, instrumento de lo mezquino, disparador de los actos más execrables.

Efectivamente, el film de Jake Paltrow se construye desde los supuestos de género, el western y la sci-fi post apocalíptica, para crecer y desbordarlos hacia terrenos más pantanosos. El género aquí funciona de igual manera que su poderío visual, es decir, como generador de un marco paisajístico global crudo, terrible, en su aridez que encierra sin embargo en su fastuosidad un microcosmos de conflictos íntimos. La escala humana perdida entre lo inalcanzable de lo natural y lo inextricable del sentimiento interior.

Unos personajes que se muestran absolutamente perdidos, a pesar de su aparente determinación, en sus sentimientos. Todos están en cierto modo, nublados por el amor que sienten en sus diferente versiones, romántico, idealista, filial… da lo mismo. Todos tienen un pasado que ocultar y actos que borrar y un futuro que se presenta no tanto como esperanza como proceso de redención. Y como detonante del conflicto la aparición de un elemento mecánico, una herramienta de trabajo en el fondo, que actúa como catalizador y resumen del proceso que sufren los personajes del film.

Young Ones

Así, nos hallamos antes un doble trayecto paralelo e inverso. Los seres humanos se cosifican, se tornan mecánicos en su “programación”, se vuelven impermeables a la reflexión e incluso al sentimiento, teledirigidos como están por sus pulsiones y obsesiones amorosas. Como contrapartida es una máquina la que ofrece una perspectiva emocionalmente sobrecogedora al mostrar por momentos más humanidad y una gama más amplia de emociones que sus propietarios. Claro está que esto radica en la manera ella que Paltrow la filma. Llenándola de matices, y por momentos de imágenes inquietantes, este engendro mecánico se torna omnipresente no solo en pantalla sino en los fueras de campo. Primero como elemento amenazador y posteriormente como severo juez de nuestras acciones. Casi como un pequeño dios omnipotente capaz de procesar, valorar y (ayudar a) resolver los problemas que contempla impasible.

A pesar del drama, de los conflictos expuestos, Young Ones se revela como un film escéptico al respecto de dichas emociones. Su fría distancia, casi de tonos calderonianos, se revela en un ejemplificante desenlace donde cada uno de los personajes es presentado como lo que realmente son: actores interpretando. El telón ya ha caído y ahora es momento de situarse delante de él, mostrando la ficcionalidad de los visto, pero también, en cierto modo, la futilidad e inanidad de todos aquellos actos que nos parecen de importancia suprema. El amor, la vida, la redención, la esperanza, el asesinato, la pasión. Todos ellos pasiones que como los ríos manriquianos acaban en el mismo lugar, con el mismo destino. Un mensaje que podría indicar que Young Ones es un film tremendamente pesimista cuando es todo lo contrario: sólo una pieza, una interpretación de la vida en sí misma que comienza y se cierra pero que, como la sonrisa final de sus protagonistas revela, no deja de ser un paréntesis, una minúscula mota de polvo en eso tan grande que gira sin parar llamado Tierra, llamado vida.

Young Ones



2 Comments

  1. David Cabello wrote:

    Buena crítica y buena película. Quizás no tenga yo tanto entusiasmo como tú con ella, pero sí me parece una muy estimable película con una propuesta bastante sugerente.

  2. […] sin pena ni gloria para lucimiento del actor, su participación en cintas como Young Ones [reseña] o la más reciente Mad Max 4: Furia en la carretera ha ido desatando a un actor que en esta Kill […]

Deja un comentario