Transeúntes (Luis Aller)

Transeúntes_4

Hace dos años Richard Stuart Linklater sorprendió a parte de la crítica con Boyhood filmada durante 12 años para reflejar con mayor precisión la vida de un niño. En esta ocasión Luis Aller presenta Transeúntes un retrato de la ciudad de Barcelona en el que ha trabajado durante más de dos décadas. Esta obra fue galardonada en 2015 por el Festival de Cine Europeo de Sevilla a la mejor película de la competencia oficial Resistencias.

Luis Aller vuelve a dejar de manifiesto sus sentimientos hacia Barcelona como hizo en su Ópera Prima Barcelona, Lamento con la que obtuvo el Premio Sant Jordi. El director registra una ciudad alejada del lujo, centrando su atención en las miles de voces anónimas que recorren sus calles. Con esta obra consigue diseccionar las historias de estas personas para esclarecer la esencia de la ciudad, la conexión de todas las vidas que transcurren a lo largo del tiempo por Barcelona.

Transeúntes es un viaje lleno de miles de instantes, más exactamente 7.000 planos, que construyen un universo aparentemente caótico. Los continuos saltos en el tiempo, en la historia y en los personajes es reforzado con los cambios técnicos en el color y el formato. El autor reconoce que el film está rodado mayoritariamente en 35mm (con diferentes materiales como Kodak, Fuji y Agfa) pero también se ha utilizado en 16mm, DVCam y Super 8. La ausencia de una unidad técnica y narrativa deja al descubierto la esencia de la obra, el hilo conductor que conecta cada instante.

Es una obra compleja que narra diferentes historias, pero donde existe una raíz común que Aller subraya haciéndola perceptible para el espectador. Puedes vivir en un tiempo distinto, tener un oficio distinto, pertenecer a una clase social distinta y posiblemente tener una vida totalmente distinta, pero en esas diferencia hay una conexión, un factor común, que une a todas las personas a lo largo del tiempo. Transeúntes trata diversidad de temas como la crisis, la violencia, el machismo, el racismo…. Pero sobre todo nos habla del tiempo, de lo efímero, instantes cargados de emociones que son los que dan vida y forma a una ciudad como Barcelona.

Transeúntes_6

Un trabajo personal donde el autor se ha implicado directamente en toda las partes de la producción: desde el guión al montaje, tomando como referencia el modo de trabajo de cineastas del período mudo como Chaplin, Eisenstein y Griffith. Rompe con las diferentes etapas de elaboración de un film combinando todas ellas (escribir – rodar – montar – escribir – rodar – montar). Esto otorga al director la capacidad de moldear con manos de artesano la obra, consiguiendo un resultado complejo que es capaz de conectar a la perfección cada elemento.dentro del caos de la ciudad.

El autor no esconde sus influencias, siendo éstas palpables en la obra; puede apreciarse una clara relación con el Cine-Ojo de Vertov y su búsqueda por recoger la realidad de una ciudad viva, en continuo movimiento. Un cine real que se adentra en la ciudad para captar la verdad que esconde. También son notables sus referencias al cine de Godard haciendo uso del collage para combinar planos, sonidos y diálogos aparentemente distintos y sin relación, pero que generan metáforas únicas. Es interesante señalar la escuela de cine que fundó en 2009 y que hace homenaje con su nombre a una de las obras más importantes del director francés Bande à part.

Sin duda Luis Aller consigue mostrar la perfección dentro de la imperfección; cada elemento es situado milimétricamente para forjar significados en la mente del espectador atento. Un trabajo muy cuidado que busca romper y experimentar con el lenguaje, pero sin resultar tedioso. Una obra que habla claro y directo al corazón del espectador, donde dentro de su complejidad se encuentra finalmente la sencillez de reflejar la vida tal como es: una combinación de instantes.

Es un cine para dejarse llevar sin prejuicios, donde es necesario sentir las emociones e ideas que generan esa combinación de imágenes y palabras que es Transeúntes. Como espectador debes estar libre de reticencias que te obsesionen con buscar un orden clásico. No hay que pretender captar toda la información que te ofrece ya que parte de ésta es casi imperceptible por los sentidos. Lo que Luis Aller crea es una nueva forma de ordenar llamada desorden.

Transeúntes_7

«El cine-ojo es la concentración y la descomposición del tiempo. El cine-ojo es la posibilidad de ver los procesos de la vida en un orden temporal inaccesible al ojo humano, es una velocidad temporal inaccesible al ojo humano.»

Dziga Vertov

Un comentario sobre “Transeúntes (Luis Aller)”

  1. Magnífica reseña Alejandro. Me has despertado el interés por ver esta película, que según parece
    intenta aprehender la verdad que existe en cada instante de una ciudad. Me interesa también el método
    de trabajo que conecta con las vanguardias y con el cine moderno. Enhorabuena, estamos en contacto.
    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *