Palmarés L’Alternativa 2012

Con una sección oficial con títulos realmente potentes como 5 Broken Cameras, Crulic, The Path of Beyond o La casa Emak Bakia, al final ha llegado la sorpresa y Jorge Caballero ha dado la campanada con su Nacer. Diario de maternidad, film que como el propio Caballero comentó es un retrato desmitificador del nacimiento, pero al que además hay que añadir el mérito de saber hablar sobre facetas tanto burocráticas como físicas (del propio padecimiento de las parturientas) sin despojarse de un halo emocional que describe a la perfección lo que supone concebir un infante. De este modo, Caballero que ya presentó también su anterior documental en L’Alternativa, se alza con un premio al que acompaña otro que quizá no sorprende tanto, pues A Story for the Modins fue, sin duda, uno de los cortometrajes destacados de su sesión (y del festival al encontrarse en la mejor sesión), y aunque competía en ese aspecto con dos grandes piezas como The Last Bus o L’ambassadeur & moi, esa introspección (que ha sido una de las temáticas de L’Alternativa y hemos podido ver en otras cintas como la ya citada La casa Emak Bakia) de la que hace gala puede haber decantado un premio que, sin duda, estaba caro, en especial teniendo en cuenta que la galardonada por parte del público, Oh Willy…, era otra de esas piezas muy a tener en cuenta. La mención especial para Like Rats Leaving a Sinking Ship no sorprende dado el carácter experimental y (otra vez) introspectivo de tantas otras piezas que lograban reflexiones de lo más interesantes, al igual que el trabajo de Vika Kirchenbauer, quien estuvo presentando su propio trabajo en el festival.

Premio Sección Oficial Largometrajes: Nacer. Diario de maternidad de Jorge Caballero
Premio del Festival al cortometraje: A Story for the Modlins de Sergio Oksman
Premio del público: Oh Willy de Emma de Swaef y Marc James Roels
Mención especial: Like Rats Leaving a Sinking Ship de Vika Kirchenbauer
Premio Lomography Pantalla Hall: The Whale Story de Tess Martin

Así termina, pues, uno de esos festivales que son experiencia a repetir sin lugar a dudas, y del que nos seguiremos explayando en los próximos días mediante reseñas (que incluirán, como no, ambas ganadoras) de todo aquello que hemos podido degustar en uno de esos festivales tan comprometidos y necesarios, cuyas salas da gusto pisar gracias a un público respetuoso y receptivo que aplaudió prácticamente cada una de las propuestas que nos ha brindado L’Alternativa, y con total merecimiento.