DocumentaMadrid 2018, quince años descubriendo el cine de lo real

Tras la presentación a los medios de comunicación en el Palacio de Cibeles del Ayuntamiento de Madrid el pasado 18 de abril, seguido por un homenaje al realizador —ya fallecido— Eugenio Polgovsky, comienza el 3 de mayo la edición número quince del festival Documenta Madrid. Los equipos de programación, producción y comunicación que dirigen Andrea Guzmán y David Varela han seleccionado un total de veintisiete largometrajes para las secciones a competición: nacional, internacional y fugas. Las tres secciones homónimas de cortometrajes, también presentan la misma cifra de films. Un amplio abanico de temáticas y países de procedencia, que demuestra la vigencia del género documental, además de un equilibrio más equitativo entre mujeres y hombres que figuran como responsables de las películas, en contraste con el deficitario reparto de directoras en el cine de ficción.

En el apartado internacional se podrán ver producciones de Brasil como Bixa travesti y O processo. Las colombianas Amanecer y Cartucho. Blue orchids de Bélgica, la estadounidense Purge this Land, la irlandesa The Lonely Battle of Thomas Reid, además de coproducciones como Room for a Man o la ya premiada en Sundance 2018: Of Fathers and Sons. La representación nacional se compone por los films Ainhoa: yo no soy esa, El señor Liberto y los pequeños placeres, Escoréu, 24 d’avientu de 1937, Everyone in Hawaii has a Sixpack Already, Impulso, La grieta, Mes voisins, chronique d´une élection, Rêve de mousse y Tódalas mulleres que coñezo.

Tal vez la sección más cosmopolita sea la de Fugas, con pases tan esperados como los de The Green Fog [trailer]. Caniba, Al di là dell uno entre las propuestas inquietantes. Seguidas por Interior, Fán Dòng, Buddha.mov, Playing Men, Becoming animal y la reseñada, después de pasar por Locarno, Good Luck.

Desde lo femenino y Natura en vilo son dos ciclos que se cruzan con las secciones a competición, para complementar las miradas de ocho directoras en el primero, mientras que en el segundo se reflexiona del alejamiento de las civilizaciones respecto a la naturaleza.

Se unen sendas retrospectivas a la cineasta rusa Laila Pakalnina y al norteamericano Ross McElwee. También serán invitados especiales João Morerira Salles, desde Brasil. Junto a la maestra Agnès Varda.

Documenta Madrid completa su programa con un homenaje a Fernando Birri y la EICTV, la sección Corte final que da nueva vida a cortos y mediometrajes que se han convertido en largos. Una muestra itinerante de varios de los films a concurso por centros culturales situados en otros barrios. Y el seminario Pedagogías de la creación.

Hasta el próximo trece de mayo se podrá ver este certamen apasionante muy consolidado después de tres lustros, que ahora renueva sutilmente su imagen gráfica. Tal vez sea el festival de cine más importante de la ciudad. Once jornadas que arrancan con Antígona, producción mexicana dirigida por Pedro González Rubio.

Toda la información sobre Documenta Madrid 2018 se puede ver en su página web.



Deja un comentario