Un completo repaso a la Sección Oficial de Sundance (II)

Tras nuestra primera parte del repaso a la Sección Oficial de Sundance, no podía tardar en llegar su segunda parte, y aquí está. En ella, examinamos las obras de todos aquellos cineastas debutantes en el terreno del largo que no habían estado en Sundance anteriormente, aunque haya algún caso que medie como excepción, tal como el de la mujer de Jared Hess, guionista de sus anteriores trabajos, que se estrena en esto de la dirección con Austenland. De todos modos, no aventuremos acontecimientos, y damos por iniciado un repaso que, aunque no lo parezca, también contiene grandes nombres en su haber y alguna que otra sorpresa deparará.

De esos grandes nombres, el primero es el de la fabulosa actriz Juno Temple, musa del cine independiente (Kaboom, Jack & Diane, Killer Joe, Greenberg… la avalan) que nos tiene enamorados (y a la que reservamos encabezado) vuelve a su mejor escenario en Afternoon Delight, la cual quizá no se pueda considerar propiamente el debut de Jill Soloway (puesto que ha concluído en paralelo otro título llamado Valencia) quien ya tenía dos trabajos en corto a sus espaldas (de los que Una hora Por Favora sí participó en Sundance —despistes que tiene uno—) y que ahora nos trae esta comedia negra donde una ama de casa pondrá en peligro su idilio cuando intente rescatar a una stripper contratándola como niñera. Completan el reparto Josh Radnor (Amor y letras) y Kathryn Hahn (Revolutionary Road). Continuando con nombres célebres, pero en este caso en la dirección, la ya citada esposa de Jared Hess, Jarusha Hess, llega a Sundance con Austenland, cinta que encabezan Keri Russell (La camarera), JJ Feild (Third Star) y uno de los protas de Flight of the Conchords, Bret McKenzie, y que nos llevará a la vida de una soltera llamada Jane, que está obsesionada con el Sr. Darcy, interpretado por Colin Firth en Orgullo y prejuicio, y quien en un viaje a Inglaterra verá como su fantasía de conocer al perfecto caballero británico es más real de lo que pudiera parecer. Completamos este primer bloque (en riguroso orden alfabético) con Concussion, quizá la menos “glamourosa” y que supone el primer trabajo de Stacie Passon, quien ha contado para el elenco con Robin Weigert (Reservations) y Maggie Siff (Leaves of Grass) para trasladarnos a una cinta de lo más curiosa, donde después de darse un golpe en la cabeza, Abby decidirá que las cosas no pueden seguir así: que hay vida más allá de su casa, los niños y su esposa, puesto que ella necesita algo más: ella tiene que ser Eleanor. Sin duda, una sinopsis de lo más curiosa la que nos deja la obra de Passon.

Más madera al fuego: seguimos el repaso con Fruitvale Station del cineasta Ryan Coogler, quien tras dirigir tres cortometrajes llega en esta ocasión con una historia basada en hechos reales: la de Oscar, un residente de 22 años de edad que vivió en el área de la bahía, y que cruzó su camino con amigos, enemigos, familiares y extraños el último día de 2008, justo antes de morir. Como protagonista tiene a uno de los personajes centrales de Chronicle, Michael B. Jordan, al que acompaña Octavia Spencer (Smashed). Continuamos con la actriz Lake Bell, quien dirige y protagoniza una cinta que tiene una pinta de lo más interesante, pues In a World… nos sitúa tras la pista de una profesora vocal que es motivada por su padre, el rey de la voz en off de los trailers de las películas, con el objetivo de perseguir sus aspiraciones de convertirse en una estrella de la voz en off. Enmedio del orgullo, el sexismo y una familia disfuncional, está dispuesta a cambiar la voz de su generación. Su reparto lo completan Demetri Martin (Destino: Woodstock) y Rob Corddry (The Winning Season). Otro de los grandes bombazos de este Sundance toma forma en Kill Your Darlings, que no sólo tiene un reparto estelar compuesto por Daniel Radcliffe, Dane DeHann (el otro protagonista de Chronicle), Ben Foster, Michael C. Hall y Elizabeth Olsen (otra abanderada del independiente que también nos tiene enamorados), también una sinopsis que nos emplaza en el regazo de, nada más y nada menos que Allen Ginsberg, Jack Kerouac y William Burroughs, contándonos la historia de un asesinato que se produjo en la Universidad de Columbia en 1944, hecho que proporcionaría la llama que a la postre serviría para iluminar a una generación entera, la generación Beat. No nos olvidemos, sin embargo, de su pieza fundamental: el director, un John Krokidas que ya triunfó con su anterior cortometraje Slo-Mo (galardonado en Atlanta, Austin o Nashville, entre otros), y que tiene algo entre manos que, a priori, parece grandioso.

Dos títulos más para dar finiquito a este especial que concluye por un lado con The Lifeguard, donde la directora Liz W. Garcia nos sumergirá en la vida de una periodista que deja su trabajo en Nueva York y regresa al lugar donde se sintió feliz por última vez: la casa en la que pasó su infancia en Connecticut, donde conseguirá trabajo como salvavidas e iniciará una peligrosa relación con un adolescente problemático. ¿Lo mejor de todo? Kristen Bell, la protagonista de Paso de ti, a la que acompaña Martin Starr (Adventureland). Damos por echado el cierre con una de esas cintas que, sin grandes intérpretes (a priori) y con un director que viene de la televisión y las series (Jordan Vogt-Roberts), tiene una de esas sinopsis que sí parece rememorar lo mejor del cine independiente, y es que Toy’s House nos transporta a la historia de tres adolescentes infelices que huirán al desierto, donde construirán una vivienda improvisada para así poder subsistir de los aliemntos que ofrece la tierra y ser dueños de su propio destino… o, al menos, ese era el plan.

En definitiva, un poco de todo para una Sección Oficial de un festival que esperemos ofrezca grandes sorpresas y siga ensalzando un cine único que cada vez parece más desaparecido y del que muchos seguimos esperando grandes cosas. La esperanza no se pierde, desde luego, menos cuando Jim Jarmusch tuvo los cojones de rodar un film como Los límites del control hace apenas unos años, y viendo como año tras año, aunque como si fueran pequeñas miguitas de pan que indican el camino, aparecen grandísimas propuestas como Good Dick, Martha Marcy May Marlene o Old Joy, dispuestas a refrescar un panorama en el que Sundance debería poner su granito de arena si o si.



Deja un comentario