Un vistazo a Grigris, un vuelco a la vida entre traficantes

Es Mahamat-Saleh Haroun uno de esos cineastas a descubrir en nuestro país pese a haber ganado cuantiosos galardones en Venecia con su Estación seca (Daratt) —entre ellos, el Premio del Jurado y el SIGNIS que recibió recientemente la To The Wonder de Malick— e incluso un Premio especial del Jurado en Cannes con su último film, Un hombre que grita. Ahora llega a Cannes con Grigris, la que será su cuarto film en el terreno de la ficción y que nos lleva a una temática bien interesante como la del tráfico de petróleo, algo comunmente no explotado que Haroun toma para esta propuesta.

Centrada en la vida de Grigris, muchacho de 25 años que da vida al título del film y sueña ser bailarín pese a la parálisis que sufre en una pierna, sus sueños se verán destruidos cuando su tío enferme gravemente. Para intentar salvarle, Grigris decidirá sumergirse en el mundo del contrabando trabajando para unos traficantes de petróleo.

Con Soulémane Démé tomando el rol principal, le acompaña Cyril Guei (La felicidad nunca viene sola) en un elenco mayormente debutante, igual que el protagonista del film, donde solo repite Marius Yelolo, que ya había trabajado anteriormente con Haroun. Ahora, y mientras esperamos un trailer, os dejamos con sus primeras imagenes (vía ShadowandAct) que dan un buen arreón visual para esperar con más ganas esta Grigris.

Un comentario en «Un vistazo a Grigris, un vuelco a la vida entre traficantes»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *