Vuelve el belga Koen Mortier con Un ange

Koen Mortier es el maldito genio que nos introdujo en una vagina, sin más, en Ex Drummer —imagen superior—. No es lo meritorio del film, sí, tal vez, el disgusto general ante la hecatombe de vida que te mete en vena el film. Desde 2010 y su 22nd of May no hemos tenido noticias del realizador belga hasta ahora, que sabemos que se encuentra desde el 24 de octubre rodando la que será su tercera película, Un ange.

Lo turbio no se separa esta vez de Mortier, pues Un ange se basa en la novela de Dimitri Verhulst (ya han sido adaptados varios de sus escritos), que a su vez narra los últimos días del célebre ciclista belga Frank Vandenbroucke, también conocido como VDB, a quien encontraron muerto a los 34 años en extrañas circunstancias en la habitación de un hotel en Senegal.

En Un ange seguimos a Fatou. Ser prostituta no es tarea fácil todos los días, como tampoco lo es ser senegaleesa. Y Fatou es justamente ambas cosas. Está acostumbrada a satisfacer las peticiones de turistas, que le hacen a menudo peticiones de matrimonio ilusorias. Lleva una vida sin pena ni gloria hasta que un día un cliente muere entre sus brazos en circunstancias poco claras, casualmente, un ciclista mundialmente conocido. Fatou no saldrá de esta indemne…

El tema sigue de actualidad, pues el recuerdo del ciclista sigue vivo entre la comunidad belga, pero Koen Mortier cuenta con Vincent Rottiers (el niño de Los diablos que vimos recientemente en Nocturama), Fatou N’Diaye (protagonista de Nha fala) y Paul Bartel (Los gigantes).

Tenemos ganas de reencontrarnos con Mortier, y Un ange parece una oportunidad única para volver a descubrirlo.

Vía | Cineuropa

Redacción: Cristina Ejarque

 



Deja un comentario