Un repaso a la SO de Molins 2018

Mañana arranca uno de esos festivales dedicados al cine de terror que cada año dan que hablar: ya sea por su mítica maratón de 12 horas —siempre compuesta por una sesión sorpresa consistente en un clásico, y este año con títulos como Summer of ’84Puppet MasterGhostland—, la retrospectiva que proponen cada edición —este año dedicada a uno de los nombres más brillantes del género, el de Brian de Palma, con la proyección de títulos como Vestida para matarCarrie— o incluso una segunda sede —donde se homenajeará la figura de Jack Clayton otorgándole el Premio honorífico y se proyectarán clásicos tanto conocidos (La noche del demonioEl ladrón de cadáveres) como desconocidos (la magnífica Terror ciego, o Images de Altman—, todo ello sin mencionar una Sección Oficial que va creciendo paulatinamente, edición tras edición.

Es precisamente en ella donde nos detenemos para comentar todos aquellos títulos que tendrán su espacio y engrandecerán el certamen un año más. Empezando por nombres potentes del panorama, nos encontramos con Pascal Laugier y su citada Ghostland [trailer], su vuelta al ruedo tras una El hombre de las sombras que pasó bastante desapercibida tras el film que lo catapultó al éxito, Martyrs; tampoco podemos obviar a Joko Anwar, uno de los bastiones del cine de terror en su país —aunque en su filmografía cabe todo, desde acercamientos más románticos como A Copy of My Mind hasta ejercicios de género puro y duro como Modus Anomali The Forbidden Door—, que nos trae un remake del clásico Pengabdi Setan con Satan’s Slave en una puesta al día del film de Sisworo Gautama Putra —que, a su vez, era una adaptación indonesia de Phantasma—; Colin Minihan, que continúa su aventura en solitario —recordemos que inició su carrera rodando Encuentros paranormales como parte de The Vicious Brothers—, y tras Extraterrestrial It Stains the Sands Red se parapeta en el thriller de juegos y encuentros con What Keeps You Alive [trailer], donde la sangre brota en mitad del bosque; terminando este repaso a cineastas ya conocidos, nos encontramos con un Jonas Åkerlund que regresaba un lustro después de su último largo de ficción (Small Apartments) y que ya sabe qué es conjugar el género (en Los jinetes del Apocalipsis), volviendo sobre sus pasos con Lords of Chaos, en la que el black metal noruego y sus ritos cobran vida en una rivalidad sin precedentes que encarnan a la perfección Emory Cohen y Rory Culkin.

No faltan nuevos talentos como los autores de Turbo Kid, y es que los Whissell y François Simard tienen entre manos otro ejercicio referencial en esta Summer of ’84 [trailer] que une el cine adolescente de aquellos años con un asesino en serie en un prometedor cóctel; conocido también es el nombre de Marc Carreté, productor y cineasta que el año pasado inauguraba el festival a través de ese primer rol con Framed, ópera prima de Marc Martínez Jordan, y este 2018 vuelve tras Asmodexia con una After the Lethargy donde el horror se conjuga en un campamento militar abandonado entre criaturas desconocidas; The Witch in the Window es el debut en solitario de Andy Mitton, nombre ya afianzado en el género gracias a films codirigidos junto a Jesse Holland como YellowBrickRoadWe Go On. Su debut nos acerca al sobrenatural de casas encantadas en un film que apunta a sorpresa; otro debut, aunque en este caso relacionado con el terror, y es que Issa López venía de rodar sendas comedias en su país, se propone como una de las revelaciones del año, pues Tigers are not Afraid ha dejado margen para no pocos elogios desde su estreno en el Fantastic Fest en septiembre del año pasado.

Por último, las óperas primas también están presentes en la SO, y en ella encontramos además algunas de las sorpresas del año, como podría ser The Night Eats the World [trailer], donde el apocalipsis zombie deviene intimista en esta cinta protagonizada por Anders Danielsen Lie que dirige el primerizo Dominique Rocher; Aislinn Clarke ha demostrado ser otra de esas cineastas a tener en cuenta con un ‹found footage› que nos lleva al epicentro de una investigación del Vaticano en The Devil’s Doorway, y ya sabemos hasta donde pueden llegar las investigaciones en un contexto como el citado; para terminar, Blood Paradise es el primer trabajo del sueco Patrick von Barkenberg, que alude a esos escritores refugiados en casas de campo con tal de recuperar su inspiración, un tema de sobra conocido que veremos cual es la forma que puede tomar en manos de este cineasta novel.

En definitiva, no faltarán alternativas en este Molins 2018, que arranca mañana con más cine nórdico (Cutterhead, de Rasmus Kloster Bro, que ha pasado en otros festivales de cine de terror como el MOTELX portugués o el Fantasy Filmfest bávaro), y cerrará poco más de una semana después el sábado 17 con su maratón, no sin antes dejar en clausura una de las películas del año, esa Mandy [reseña1][reseña2][trailer] de Panos Cosmatos, protagonizada por Nicolas Cage, que ha fascinado a propios y extraños. Cine para dar y tomar en una de esas experiencias del año que no se le pueden escapar a ningún fan del género. ¡Que empiece la función!



Deja un comentario