Primera toma de contacto con el Festival de Cine Europeo de Sevilla 2015

Falta menos de un mes para esa cita ineludible que es el Festival de Cine Europeo de Sevilla, uno de los mejores certámenes cinematográficos actuales que podemos encontrar en la Península. Esta mañana hemos asistido a una charla informativa en el café Casino de la Exposición donde se han dejado caer algunas ideas, nombres y propuestas que el próximo día 6 de noviembre y hasta el 14 podremos disfrutar en la capital hispalense. Como no tengo ganas de hacer un copia-pega con los folios de información que nos han proporcionado, que es lo que se suele hacer en estos casos, intentaré reflexionar sobre lo que podemos encontrarnos. De manera subjetiva, no periodística, pero crítica. Vamos allá.

Primero ha tomado la palabra un político, ‹delegado de algo›. Los políticos andaluces tienen fama de hacer discursos que gustarían a Fidel Castro por su duración, pero en este caso se agradece que haya sido concreto y al menos no se ha dedicado a vendernos las buenas nuevas de la ¿industria? andaluza como pasó hace poco en la presentación del Websurfestival. Personalmente creo que vender el festival como un “producto turístico” no es la mejor de las ideas, pero teniendo en cuenta que en Sevilla siempre hay que pagar el peaje de un modelo de negocio basado en un cierto turismo, lo pasaremos por alto.

SEFF_2015_CARTEL-rec

«Verlo completo está a un click»

Luego ha llegado el turno de Jóse Luis Cienfuegos, director del festival. Todos los cinéfilos sevillanos estaremos siempre en deuda con los responsables políticos de Gijón cuando decidieron echarlo del festival de dicha ciudad hace unos años. El salto de calidad y de relevancia del certamen es abrumador. A Cienfuegos se le notaba contundente en su afirmación que el festival ha conseguido afianzar su línea de programación. Ha profundizado en la idea del festival como punto de encuentro del llamado otro cine español, que puede verse en secciones como Resistencias. Ahora que unos cuantos certámenes se disputan el hogar de esa amalgamada de cineastas tan dispares entre que si y que resulta hasta complicado englobarlos en una misma etiqueta, es justo reconocer que desde Sevilla tienen una plataforma perfecta para darse a conocer. Sólo hay que pensar en la ya tradicional cinta gallega que lo peta y da que hablar de cada año. Lo que ponemos en duda es el entusiasmo de Cienfuegos a la hora de hablar del festival como punto de lanza para la distribución de obras que llegan huérfanas de apoyo. Sin duda cada año el festival crece en cuanto a reconocimiento nacional e incluso internacional, pero queda mucho camino que recorrer. Poco a poco pero sin prisas.

Habrá estrenos mundiales. Habrá más de 30 programadores internacionales en su búsqueda insaciable de películas y joyitas escondidas. Y habrá hasta 17 películas en la competición oficial. Pero Cienfuegos se ha apresurado a dejar algo claro que ya intuimos unos cuantos por la trayectoria del certamen. Aunque con otras palabras, la Sección Oficial no es el plato fuerte, si no algunas de sus otras secciones, como sin duda ocurre con las Nuevas Olas, con una mirada más que interesante sobre lo que se cuece en el continente, o la mencionada Resistencias, con las propuestas más estimulantes de nuestro país y con un recorrido comercial que cada año se desvía más del consabido viaje comercial establecido. Hoy mismo podrá verse en el CICUS la obra vista el año pasado en el propio festival Las altas presiones, como ejemplo. Eso nos lleva a la noticia que el festival conectará con la función más cultural de los espacios universitarios, donde el CICUS tiene un lugar de honor. Por lo que entendí, se impartirán clases magistrales en dicho lugar con varios invitados y donde también se empleará como punto de encuentro para charlas con cineastas.

Que más… que parece ser que la apuesta de hace unas ediciones sobre el cine juvenil europeo está rompiendo la pana. Algo así como las 17.000 entradas vendidas para la sección Europa Junior. Encontramos aquí uno de los cometidos más a largo plazo del equipo del festival y su apuesta por educar la mirada de los más pequeños y jóvenes. Una sección a la que voy más bien poco, y desde la que los medios de información o las páginas especializadas mostramos cierto imperdonable desdén (lo ponemos en la nota de prensa como peaje obligatorio y a otra cosa), pero sigue siendo la gran apuesta de los que están detrás de todo esto.

Más cosillas. Muchas más cosillas. Premios RTVA a Inma Cuesta y Gervasio Iglesias. Bien. Nuevo premio de la crítica FISPRI con regalito de 6.000 para el premiado. Mejor. La promesa que la actividad cultural sevillana no será solo de 14 días. Por que Sevilla sigue teniendo el gran problema que el festival resulta un oasis en una actividad cinematográfica salpicada y salvada por CICUS, los cine Avenida de V.O y pequeñas propuestas que no suelen tener tanta cancha. Por decirlo rápido, Sevilla se enfrenta a la paradoja de traer el mejor cine europeo del año para su festival pero luego no ver estrenadas muchas de esas mismas películas. O la idea por parte de quien corresponda de darlo todo durante esos 14 días y luego desentenderse del cine. Pues bien, el Teatro Alameda parece querer erigirse como un núcleo de continuidad cinematográfico, donde próximamente podrá disfrutarse de copias restauradas de grandes clásicos. Ya se avanzó una película, Cantando bajo la lluvia.

Cabinalogoexpo92tirada

«Tradicional estampa sevillana después de un evento cultural de importancia.»

Esto me lleva a una reflexión sobre el boom que se está viviendo en nuestro país con los reestrenos de grandes u olvidadas cintas, con el Phenomena de Barcelona (y ahora también Madrid) como germen de todo esto.

Habrá 400 proyecciones en los Cines Nervión Plaza. Nunca fui un entusiasta de dicho centro comercial, pero es brutal lo que están haciendo desde que fueron comprados por una cadena francesa. Me encantaba el ambiente por la Alameda de años atrás, pero no queda más remedio que admitir lo evidente; las facilidades que se dan desde los cines del Nervión no resulta fácil pasar por alto.

Y ya, para terminar, una gran noticia. Habrá una sección especial (Tour/ Detour) dedicada al cine que se hacía en la República de Weimer, con el título Weimar oculto: Más allá del expresionismo. Acompañamiento musical en directo incluido.

Y eso es todo. Los títulos lo dejamos para otra ocasión, que tampoco tengo ganas que se me haga esto demasiado largo y espeso, y en el fondo, copiar y pegar nombres y sinopsis no sirve para nada.

Pero resumiendo; esto tiene una pinta de puta madre. Mucho buen cine y mucho que disfrutar y escribir.

seff2015-2

«Blogueros en pijama en uno de los últimos días de cualquier festival.»



Deja un comentario