Operación Anthropoid (Sean Ellis)

Durante la primera década de este siglo hubo quien denunció la sobreexplotación de productos culturales y de ocio que tenían como foco la Segunda Guerra Mundial. Tal afirmación tenía una parte de verdad, pero lo cierto es que este conflicto bélico alcanzó una magnitud geopolítica, histórica y humana tan grande tan grande que en torno a él se pueden rodar películas sobre muchos de sus episodios. Por ejemplo, sobre lo que sucedió en Checoslovaquia después de que la Alemania nazi tomara el control del país. La represión y el consiguiente miedo se instalaron entre los ciudadanos de manera que la resistencia quedó reducida a un puñado de valientes. Al estallar la guerra, el gobierno checoslovaco en el exilio colaboró con los servicios especiales británicos para diseñar un plan de acción que incluía un objetivo muy ambicioso: asesinar a Reinhard Heydrich, líder nazi en territorio checoslovaco y teórico número 3 del Partido Nazi.

operacionanthropoid01

La historia de tales hechos se narra en Operación Anthropoid, película que toma el nombre de la denominación que se otorgó a la maniobra iniciada en diciembre de 1941. Sean Ellis, cineasta británico que hace unos años nos sorprendió con ese notable film titulado Metro Manila, dirige ahora esta obra histórica como un compendio que reúne el drama de los ciudadanos checoslovacos, las dosis de thriller que toda película con estas características merecería y algo de acción bélica durante ciertas fases de la cinta.

Ellis inicia su particular Operación Anthropoid desde el mismo punto que la historia marca. Jan Kubiš y Jozef Gabčík, respectivamente interpretados por los conocidos Jamie Dornan y Cillian Murphy, aterrizan en paracaídas a varios kilómetros del objetivo y, de entrada, se encuentran con dos colaboracionistas a los que deberán eliminar. Estas primeras secuencias ya marcan la tendencia de una película que no tendrá reparos en seguir a pies juntillas los hechos en los que se basa, aderezándolos eso sí con componentes románticos y épicos que dotarán al film de un mayor ritmo a costa de sacrificar originalidad.

operacionanthropoid02

Porque Operación Anthropoid tampoco pretende engañar al personal. Esta es una película bélica elaborada a la vieja usanza, tanto en el buen como en el mal sentido. Icónica en la descripción de sus protagonistas, opta por no sobreestimar la leyenda de la resistencia y muestra a las claras cómo el miedo y el colaboracionismo imperaban en aquellas naciones manejadas por los nazis. Sin llegar a ser ni mucho menos cruel, Ellis tampoco perdona la vida a los personajes y, como ya hizo en Metro Manila, les lleva a situaciones límite que resuelve con acierto. Por el contrario, Operación Anthropoid pierde de vista el buscar una definición propia que la haga resaltar entre la pléyade de films que, en una u otra nación o momento histórico, cuentan una historia similar. Los llantos, reflexiones y líos amorosos no empañan la impresión general de la película, pero sí la convierten en un producto con la misma etiqueta que otros ya existentes. Quizá la parte que más consiga escapar a este impresión sea el largo desenlace, exenta de recursos sorprendentes pero que en su conjunto se muestra como emocionante y bien rodada.

Con todo, es obvio que Operación Anthropoid es una película muy disfrutable para aquellos que gusten de esta clase de films. Fiel a la historia, trepidante cuando debe serlo y pretendiendo no pasar por alto el lado dramático que hace debatirse al ser humano entre la seguridad de su familia y el valor para enfrentarse al enemigo, la cinta de Ellis es un interesante y sabio trabajo cuyas dos horas de metraje se pasan volando. Pese a que estará lejos de permanecer en la memoria como una película bélica de referencia, Operación Anthropoid ofrece casi todo lo que podríamos esperar de un film así.

operacionanthropoid03



Deja un comentario