Nogent, eldorado du dimanche (Marcel Carné)

nogent-1

Todo director tiene en su haber lo que se conoce como ópera prima, en la que normalmente tratan los temas que les obsesionan y que suelen gustar mucho al público. Me he decidido a analizar la ópera prima de Marcel Carné por varias razones: la primera porque lo considero uno de los grandes olvidados del cine francés a excepción de las dos únicas películas a las que se suele prestar más atención (Los niños del paraíso y El muelle de las brumas). Toda su obra restante, igual de buena o a mi parecer con picos más altos como La Marie du Port, permanece olvidada. La segunda razón es porque en esta pieza de 15 minutos veo muchas de las influencias tomadas por Carné y también que otros han tomado de él, como si de una piedra rosseta del cine francés se tratase.

Nogent, eldorado du dimanche dirigida en 1929, es un documental vitalista que narra escenas de un domingo cualquiera en los alrededores del río Marne, cerca de París. En este caso el río es el leitmotiv de todo el documental con escenas de gente bañándose, pescando y competiciones de remo. También vemos como ese río es testigo de personas que se reúnen a comer entre amigos o en familia, planos de amor entre parejas y también amor hacia la naturaleza, como esa chica recogiendo flores en la orilla del Marne, pura delicia.

nogent-2

No diré que Carné anticipa con esta cinta su obra, porque tardó siete años en realizar su primera película, Jenny en 1936, y creo que ninguna es tan vitalista. Como he dicho antes, me fascina la cantidad de influencias y homenajes que giran alrededor del film. Para empezar, coloca la cámara en un tren haciendo una reverencia a los que inventaron el aparato, y además paisanos, los hermanos Lumière. Que toda la película gire en torno a un río y al agua me trae a la mente otra ópera prima realizada antes por Jean Renoir, La fille de l’eau, y  que creo que Carné visionó varias veces, pues su devoción por el río Marne es la misma que la de Renoir. Pero también sucede a la inversa, ya que Renoir utiliza planos bajo los árboles de la orilla del río en Partie de campagne iguales a los que salen en este documental  donde  un pequeño bote pasa de derecha a izquierda bajo la sombra del árbol. Marcel también  nos enseña como es París, nos muestra lugares donde la gente baila, y que él posiblemente vería quedando atónito como lo hace el espectador al ver los famosos «guinguettes», donde se podía comer, beber y bailar. Resaltar otro plano donde se observan influencias hacia el gran Jean Vigo, cuando planta la cámara y vemos a la gente pasear por las calles al igual que Vigo en L’Atalante en sus primeros 15 minutos. Pero lo que me ha sorprendido más es que en Alemania un año después también se hiciera una película muy parecida, incluso con título semejante, Menschen am Sonntag (Hombres en domingo) dirigida por los reconocidos hermanos Siodmak, Zinemann y Edgar G. Ulmer, con guión de Billy Wilder. ¿Vieron alguno de ellos este documental de Carné? ¿O estos jóvenes cineastas sentían el mismo amor por la vida que el francés?

Todas estas bellas y poéticas imágenes van acompañadas de la música de un acordeón al que finalmente la cámara nos mostrará, una música alegre que encaja perfectamente con los armónicos planos. La tarde va avanzando, la luz mengua y los parisinos vuelven a su ciudad tomando de vuelta el tren, el río sigue su curso, el domingo siguiente volverán a celebrar la vida yendo a su amado río.

https://www.youtube.com/watch?v=cOMIS92Z3hE



Deja un comentario